Menú Buscar
Una mujer, agredida por un hombre / CD

El Institut Català de les Dones desvela desinterés en lucha contra violencia sexual

Un informe encargado por la institución denuncia la "falta de voluntad y compromiso político" en las políticas públicas de la Generalitat

3 min

Un informe encargado por el Institut Català de les Dones (ICD) denuncia descoordinación, "falta de voluntad y compromiso político", disfunciones, ausencia de formación y "debilidades en la organización y planificación" de las políticas públicas del Gobierno de la Generalitat contra la violencia sexual.

El informe, al que ha tenido acceso Efe, denuncia también la "falta de voluntad y compromiso político" y critica que "cada departamento trabaje de forma diferenciada sin pautas ni objetivos compartidos".

El ICD encargó el estudio a la ONG Creación Positiva y al grupo de investigación Antígona de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en junio de 2015 para que dibujara un marco conceptual y jurídico sobre violencias sexuales e hiciera una diagnosis sobre el modelo actual de abordaje de estas violencias.

Falta de coordinación

Las conclusiones del informe señalan la falta de coordinación entre los protocolos de diferentes departamentos, protocolos que no tienen "concordancia ni de marco conceptual, ni de lenguaje, ni de técnica".

El estudio también evidencia "inequidad territorial", donde el buen funcionamiento de la red de servicios en caso de violencia sexual depende de la "voluntad de los profesionales" y de la implicación que adopten ayuntamientos, diputaciones, o consejos comarcales.

Formación deficiente

Otra de las disfunciones que apunta el informe es la "falta de formación específica sobre violencias sexuales", lo que lleva a una "comprensión restrictiva" de las manifestaciones de este tipo de violencia, y a centrar las intervenciones en el "maltrato físico y psicológico", pero no en la prevención y concienciación.

Por otro lado, las conclusiones sobre el marco jurídico en violencias sexuales muestran una falta de formación de los profesionales en este tema, una ausencia de datos sobre agresiones y abusos sexuales, e interpretaciones de la legislación basadas en "estereotipos de género".

Modelo patriarcal

La autora del informe y miembro de Antígona, Patsilí Toledo, ha asegurado a Efe que "aún arrastramos un modelo patriarcal" donde, por ejemplo, se pide a las víctimas que expliquen su vida sexual anterior a la agresión, o se da credibilidad a las víctimas si "manifiestan un trauma coherente con la gravedad del delito" según un criterio judicial "arbitrario".