Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer se desinfecta las manos / EUROPA PRESS

Los desinfectantes sin alcohol también neutralizan al coronavirus

Un estudio constata que son igual de efectivos que aquellos que llevan alcohol, a la par que menos agresivos con la piel

2 min

Los geles desinfectantes que no llevan alcohol son igual de eficientes que aquellos que sí lo incorporan en su formula química, según un estudio de la Universidad de Brigham Young.

La realidad epidemiológica ha hecho de estas soluciones antisépticas nuestras mejores aliadas. Cada vez que entramos en un establecimiento nos desinfectamos las manos, y los más escrupulosos, llevan siempre un bote de liquido antiséptico encima para limpiarse en cada ocasión que tocan una superficie de contacto comunitario.

Química alternativa

Durante el trabajo de campo los investigadores trataron de neutralizar muestras del virus con cloruro de benzalconio, un componente muy habitual en los antisépticos sin alcohol. También probaron suerte con el amonio cuateriano.

Los resultados no pudieron ser mejores, dado que estos compuestos eliminaron el 99,9% del virus en apenas 15 segundos. “Los desinfectantes sin alcohol funciona igual de bien, así que deberíamos optar preferentemente por ellos”, explica Benjamin Ogilvie, máximo representante de la investigación.

Todo ventajas

Son muchos los ciudadanos que tras nueve meses de usar gel hidroacohólico a diario han notado como la piel de sus manos se resecaba ligeramente y estaba más rugosa al tacto. Esto se debe a la capacidad astringente que tiene el alcohol, y es por esta misma propiedad que, por ejemplo, los que sufren de acné lo usan para secar granos puntuales de forma eficaz.

En contraste, los desinfectantes sin alcohol son mucho más benevolentes con nuestra epidermis. “El cloruro de benzalconio se puede usar en concentraciones bastante más bajas que el acohol, y no provoca sensación de calor ni produce quemaduras en la piel”, apuntan los investigadores. Además, al no generar sequedad, es perfecto para aquellos que por cuestiones de trabajo deben higienizarse las manos de forma asidua, como por ejemplo el personal sanitario, que tan necesario es en estos momentos.