Menú Buscar
Deshielo de la Antártida / PIXABAY

El deshielo de la Antártida alcanza cifras estratosféricas

Desde el año 1992 se han perdido más de 3 billones de toneladas de hielo en el continente debido al aumento de las temperaturas

3 min

La revista Nature ha elaborado un análisis en base a cinco estudios que revelan las preocupantes cifras de deshielo a las que ha llegado la Antártida en los últimos 25 años. El ritmo del deshielo se ha triplicado en este periodo. Desde 1992 se han derritido tres billones de toneladas de la capa de hielo que envuelve al continente. El dato más preocupante es, según Gorka Moyano, ingeniero de programas informáticos de IsardSAT, la increíble aceleración del proceso de deshielo, para lo que asegura que, “en un plazo de tiempo muy largo, terminaría con las costas del planeta”.

Los datos provenientes de los satélites reflejan que la pérdida de la capa  de hielo antártica no sigue un patrón uniforme. La zona más afectada es la Antártica Occidental por el deshielo de los glaciares Pine Island y Thwaites a causa de un aumento muy pronunciado de la temperatura del agua. No obstante, la Antártida Oriental con la que se relaciona el 90% del hielo que envuelve el continente no ha sufrido cambios significativos en los últimos años, algo que da esperanza  a los científicos. La prudencia en esta zona sigue siendo algo fundamental y reducir la contaminación y el calentamiento global, es, tal y como reflejan los expertos, una prioridad.

Deshielo de Icebergs de la Antártida / PIXABAY

Deshielo de Icebergs de la Antártida / PIXABAY

Punto de No Retorno

El equipo de investigación del estudio, liderado por la organización CSIRO de Océanos y Atmósfera de Australia, asegura que las decisiones que se tomen de aquí a los próximos diez años son de extrema importancia para asegurar el futuro del continente, y que una toma de medidas desafortunada podrían significar un punto de no retorno inminente.

Según los investigadores si se permite que la temperatura global aumente 2,9 grados, el nivel de los mares subirá casi 30 centímetros en el 2070 a causa del deshielo, algo tan significativo que haría que zonas como los deltas del Mekong, el Mississipi o el Ebro, quedaran totalmente sumergidas.