Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los parques temáticos de Cataluña / PIXABAY

Descubre los cinco mejores parques temáticos de Cataluña

Port Aventura y Tibidabo son dos imprescindibles para disfrutar en familia este verano

6 min

De todos los parques temáticos y atracciones de Cataluña, estos son los cinco imprescindibles de este 2022.

Port Aventura

No cabe duda de que es uno de los parques más importantes de Europa. Desde que abrió sus puertas en Salou en 1995, sus atracciones más famosas forman parte de los sueños de los amantes de las emociones fuertes.

Cada año, la dirección hace un enorme esfuerzo para ofrecer nuevas atracciones y espectáculos de calle. La visita al parque se convierte en una jornada muy especial para toda la familia. El Dragon Khan y Furius Baco, entre otras montañas rusas y más de 40 atracciones, ponen a prueba la valentía de los visitantes. Además, hay opciones para toda la familia y el control de la estatura y de la edad es bastante eficaz por parte del personal.

En cada esquina espera una sorpresa distinta, y este es el mejor aval para entender la continuidad del parque. Lo mismo puede afirmarse de un servicio de restauración bastante acertado y del alto número de zonas verdes disponibles para tomarse un respiro.

Imagen del resort de Port Aventura / PORT AVENTURA OFICIAL
Imagen del resort de Port Aventura / PORT AVENTURA OFICIAL

Ferrari Land

Es posible adquirir una entrada combinada para visitar este parque y el anterior. La legendaria marca de automóviles ha echado el resto para crear un espacio lúdico único. De las 16 atracciones, 10 son infantiles. Las seis restantes se reparten entre exposiciones, un simulador de F1 y una impresionante torre de caída libre de 55 metros de altura.

Red Force sigue siendo el principal atractivo del parque. En solo cinco segundos, pasa de cero a 180 kilómetros por hora por un recorrido lleno de emoción. Por otro lado, en las áreas de descanso hay restaurantes y tiendas para adquirir algún recuerdo. Su propuesta sigue ganando adeptos año tras año y cada remodelación aumenta el interés de miles de turistas.

Una atracción de Ferrari Land / PORT AVENTURA WORLD
Una atracción de Ferrari Land / PORT AVENTURA WORLD

Bosc Aventura

También se encuentra en Salou, concretamente en un espacio de 8.000 metros cuadrados, y es considerado por la gran mayoría de visitantes como uno de los mejores parques para ir con niños. Con cuatro circuitos distintos, ocho tirolinas a una altura de 10 metros y 55 actividades, es tan divertido como recomendable. En este sentido, el contacto directo con la naturaleza ayuda a convertir cada actividad en una clase práctica.

También los adultos pueden disfrutar de una sesión de paintball o de tiro con arco. Además, se adapta a todo tipo de peticiones y puede convertirse en el lugar idóneo para una celebración. En cualquier caso, recorrer un bosque plagado de atracciones siempre es sinónimo de diversión.

El Tibidabo

Abrió el 29 de octubre de 1901 y es el decano de los parques atracciones de Cataluña. Sin lugar a dudas, se trata de un magnífico complemento para cualquier viaje a Barcelona. Además, sigue resistiendo con elegancia el empuje de la modernidad. Pasear por sus instalaciones permite disfrutar de atracciones clásicas, como el legendario avión y la eterna noria.

Sin embargo, también hay espacio para una renovada montaña rusa y para un hotel terrorífico. Basta con comprobar la vigencia del barco pirata o de Embruixabruixes, la primera atracción que se renovó en 2016, para viajar en el tiempo.

Su sabor clásico sigue siendo su mejor tarjeta de presentación. El recorrido servirá para volver a ser un niño o para que los pequeños de la casa conozcan cómo eran las atracciones hace unas décadas.

Imagen de una atracción del Tibidabo, parque de atracciones / Tibidabo
Imagen de una atracción del Tibidabo, parque de atracciones / Tibidabo

Port Aventura Caribe Aquatic Park

Muy cerca del parque homónimo se encuentra este paraíso para los amantes de las piscinas y los toboganes. En sus 50.000 metros cuadrados hay 16 atracciones, piscinas diversas y jardines de enormes dimensiones. Es posible descansar en Bahama Beach en un palmeral que recuerda a los de las orillas del mar Caribe.

Los pequeños pueden subirse a Barracuda o Cayo Cookie para disfrutar de sus curvas y sus zonas de deslizamiento. Los que deseen aumentar su adrenalina han de ponerse a prueba en El ciclón tropical, que cuenta con una espectacular bajada de 100 metros. También pueden comprobar si tienen el valor suficiente para afrontar una caída libre de 30 metros en menos de dos segundos. Si es así, King Khajuna les espera.

Por otra parte, los rápidos de Río Loco o de El Torrente contribuyen a divertirse con toda la familia. A destacar el excelente equipo de profesionales que está siempre muy atento a todo lo que sucede en las atracciones y en las piscinas.