Menú Buscar
Imágenes del terrible incendio que afecta a la comarca de la Ribera d'Ebre, al sur de Tarragona / BOMBERS

Sigue descontrolado el incendio de Tarragona con 5.500 hectáreas quemadas

El fuego avanza sin control hacia Lleida y se estima que el área arrasada podría llegar a una superficie de 20.000

5 min

Malas noticias desde la comarca de la Ribera d'Ebre (Tarragona). El incendio que se ha originado en un estercolero del municipio de la Torre de l'Espanyol sigue sin control y se expande hacia el Segrià (Lleida), donde podría fortalecerse y llegar a quemar hasta las 20.000 hectáreas, aunque de momento ya lleva 5.500 arrasadas. De hecho, los habitantes del municipio ilderdense de Bovera tienen orden de confinamiento, que también se aplica para embarazadas, gente mayor y niños en el de Maials

El jefe de los bomberos de la Generalitat, David Borrell, se ha mostrado preocupado ante la situación y ha asegurado que no se puede ser "optimista" con el control del incendio tras 24 horas de lucha. El especialista ha explicado que la "orografía es complicada y genera muchas dificultades". Además, las condiciones meteorológicas no son "favorables", algo que también ha lamentado el conseller de Interior, Miquel Buch

Fuerte despliegue

Hasta la zona se han desplazado, además de todos los efectivos de emergencias de la Generalitat, equipos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) movilizadas para luchar contra el fuego. Las integran efectivos de Zaragoza, la Comunidad Valenciana y Madrid. Además, podrían activarse los bomberos de Valencia como refuerzo a los ya operativos. 

Se han producido evacuaciones. En concreto, 53 personas procedentes de casas rurales y masías aisladas. Algunos de los desplazados han pasado la noche en las instalaciones habilitadas por la Cruz Roja en el municipio de Flix, cerca del lugar donde se ha desarrollado el incidente.

Preocupación

Miquel Buch ha confirmado en Catalunya Migdia que se trata de uno de los peores incendios que ha sufrido la comunidad autónoma. Algunas autoridades apuntan a que podría ser el peor desde 1998. El fuego avanza sin control hacia Lleida, empujado por un viento y unas altas temperaturas que favorecen su propagación

Los efectivos centran sus esfuerzos en controlar la "lengua de fuego" que azota al sur de Cataluña, y esperan poder frenarlo por el flanco izquierdo cuando llegue a la carretera C-12, al usarla de cortafuegos. El problema está en el lado derecho, que registra diversas reproducciones contra las que luchan 90 dotaciones terrestres y 11 aéreas. 

Desplazados

Hasta la zona se han desplazado distintas personalidades de la política para seguir en directo el desastre. Quim Torra se encuentra en Vinebre, donde está el centro de mandos del operativo, y se ha puesto en contacto con los efectivos de emergencias para conocer de primera mano las últimas novedades. Antes que él, ya lo había hecho el consejero de Interior, que se encuentra también en la zona afectada. 

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, se ha desplazado al área afectada con la vicepresidenta del gobierno español, Carmen Calvo. La representante del ejecutivo central ha asegurado que han puesto "a disposición toda la cooperación y los medios del estado". 

Riesgos

Que las llamas llegaran a la central nuclear de Ascó era una de las grandes preocupaciones. No obstante, fuentes de emergencias confirman que el fuego se extiende hacia el norte y, además, está lejos de la planta energética. Se descarta que exista riesgo de que las llamas alcancen la peligrosa infraestructura.

Eso sí, hay algunas personas que lo han perdido todo, como un ganadero que ha visto morir a sus dos caballos, un burro y más de 200 ovejas. Por eso, un empresario de Prats de Lluçanès ha empezado una campaña para recaudar fondos para que la granja vuelva a tener ganado.