Menú Buscar
Desayuno en familia / PIXABAY

¿Cómo desayunan las familias españolas?

Un estudio revela que apenas una de cada tres familias de nuestro país empiezan el día desayunando juntas

5 min

Es bien sabido que el desayuno es la comida más importante del día, pero hay muchas formas de desayunar: puede hacerse en solitario o acompañado, comiendo algo ligero o disfrutando de una gran cantidad de alimentos, apostando por un menú dulce u otro salado… Como suele decirse, “en la variedad está el gusto” del desayuno. Sin embargo, Kellogg ha querido indagar en cuáles son los principales desafíos en cuanto a los hábitos y preocupaciones de los españoles respecto al desayuno en familia.

Para ello, con la colaboración de la agencia de investigación de mercados More Than Research Group, la compañía ha elaborado el estudio Choco Krispies: desayuno en el entorno familiar, en el que han participado 1.350 familias españolas con hijos entre 6 y 15 años. El resultado refleja que lo que más valora de esta comida el 72 % de los padres es que los alimentos sean “saludables, nutritivos y ayuden a seguir una dieta equilibrada”.

Distintos puntos de vista de padres e hijos

Sin embargo, aunque es “uno de los mejores momentos del día” para el 97 % de los padres encuestados, el desayuno genera algunos desacuerdos entre padres e hijos. “Y es que mientras que los padres se preocupan por la calidad del mismo, cuidando tanto que el ambiente sea positivo y de buen ánimo (53 %) como el aspecto nutricional (34 %); sus hijos están más interesados en tomar lo que le gusta y que los alimentos estén ricos (62 %)”, señalan los encargados del informe.

Infografía sobre el desayuno de las familias españolas / KELLOGG

Infografía sobre el desayuno de las familias españolas / KELLOGG

Pero estas disputas se resuelven casi siempre, tal y como refleja el estudio, con acuerdos: un 88 % de los padres han afirmado que deciden junto con sus hijos los alimentos que se toman en el desayuno, en ocasiones habiendo cedido ante las preferencias de sus niños. Una actitud que apoya Úrsula Perona, psicóloga especialista en psicoeducación y docente universitaria, quien ha señalado que “los expertos recomiendan que la alimentación no se convierta en un motivo de conflicto, ya que esto puede resultar aún más contraproducente. Sería ideal poder disfrutar del desayuno sin problemas y en familia".

Desayunar en familia

Empezar el día desayunando en compañía es una buena opción. Pero, ¿con quién comparten este momento los españoles? La investigación destaca que sólo una de cada tres familias participantes en la encuesta desayuna siempre en familia, a pesar de que el 77 % de los niños piensa que si se lo pasan bien con ellos durante esta primera comida, el día les irá mucho mejor. Esta costumbre es tan importante para los pequeños de que la mayoría de ellos (55 %) ha admitido que prefiere desayunar acompañado de su familia “aunque eso suponga tener que renunciar a ver la televisión o jugar con la tablet o el teléfono móvil”.

Otros resultados destacables del estudio son que seis de cada diez padres admiten dejar a sus hijos ver la televisión o usar aparatos tecnológicos durante el desayuno, aunque en su mayoría (49 %) sólo lo hacen en ocasiones especiales o los fines de semana.

Tecnología en la mesa del desayuno: ¿sí o no?

“Igual con menos tecnología en la mesa a la hora del desayuno, convertiremos un momento de aislamiento en un momento de convivencia familiar y comunicación”, ha apuntado Úrsula Perona. La psicóloga también ha añadido que “cuando nuestros hijos cumplen diez o doce años parece que los padres nos relajamos y nos echamos una siesta educativa, pensamos que ya lo tenemos todo hecho. Sin embargo, es una de las etapas en las que más nos necesitan. Por eso, cuidar el momento del desayuno debería seguir siendo importante a esa edad”.