Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Desarticuladas dos bandas de atracadores en Cataluña

Los Mossos cazan 'in fraganti' a dos cacos en una tienda de telefonía de Barcelona

3 min

Dos bandas de atracadores, especializadas en robos violentos en tiendas de Cataluña. Los Mossos d'Esquadra han desarticulado ambas organizaciones, y han arrestado a sus cuatro integrantes.

Sendas operaciones se explotaron el pasado 24 de julio. La primera en el Eixample de Barcelona, cuando uno de los grupos pretendía robar en un comercio de telefonía con un cuchillo de grandes dimensiones. De allí se llevaron 18 terminales y unos 250 euros en efectivo.

Atropello y detención

Cuando varios testigos trataron de retenerlos, los cacos huyeron en una moto y arrollaron a dos peatones. Uno de ellos iba en silla de ruedas. Fue este accidente el que hizo que uno de los ladrones sí fuese detenido in situ, mientras el otro, que huyó tras amenazar con una navaja a los viandantes, acabó arrestado poco después por un mosso de paisano.

Los investigadores relacionan a los arrestados con dos robos en otra tienda de telefonía, y también en un hotel de Barcelona, entre el 13 y el 22 de julio. Entre ambos, de 24 y 36 años, acumulan una veintena de antecedentes.

Robos por la A-2

La segunda operación se saldó con otros dos detenidos, que en una sola noche cometieron varios robos en la A-2. Primero, con el casco de la moto puesto y navaja en mano, asaltaron una sala de juegos del barrio de Balàfia de Lleida.

Allí hirieron a un trabajador y se fueron sin el botín. Media hora después, un hotelero de Mollerussa alertó a la policía sobre dos individuos que habían amenazado a una empleada de su establecimiento y tras ello se habían llevado 260 euros de la caja registradora.

Atraco en un restaurante

Su ruta de atracos no cesó ahí. Poco después entraron en un restaurante de donde sustrajeron otros 450 euros. Los Mossos los localizaron circulando en moto por la A-2, donde los arrestaron.

Ambos son españoles, de 21 y 34 años, y vecinos de Montornès del Vallès y Barcelona, respectivamente. El último tiene medio centenar de antecedentes, la mayoría por robos.

Reincidentes

Además, uno de los detenidos formaba parte de una banda que la policía ya desarticuló a principios de mes por robar en salones de juego de Barcelona con armas simuladas. Los agentes arrestaron a dos sospechosos, y este tercero consiguió huir.