Menú Buscar
Un foto de archivo de un furgón de la Policía Nacional  / EP desarticulada

Desarticulada una red criminal que defraudó casi 60 millones por impago del IVA

Con sede en España, habrían recaudado más de 250 millones de euros con empresas falsas que emitían facturas a nivel internacional

04.05.2018 16:02 h.
4 min

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria, en colaboración con Europol y Eurojust, han desmantelado uno de los mayores entramados a nivel europeo de una organización criminal especializada en fraude de IVA y blanquero de capitales. La cantidad total alcanza casi los 60 millones de euros, de los cuales 45 afectan directamente a las arcas españolas.

En el operativo policial han sido detenidas 58 personas --47 hombres y 11 mujeres-- que "aparentaban tener empresas legales que no lo eran", según ha explicado Piedad Álvarez, comisaria de la investigación. Los arrestados simulaban tener empresas reales. Los arrestos se han producido en Badajoz, Elche (Alicante), Madrid, Málaga, Córdoba, el País Vasco, Murcia, Navarra, Pontevedra, Catalunya, Alemania, Bélgica y Portugal.

El jefe de la Unidad de Delitos Económicos y de Propiedad de la Europol, Pedro Felicio, ha asegurado que esta operación conjunta se trata de "una de las tres mayores operaciones contra el fraude de IVA que Europol ha apoyado alguna vez". "La mayor operación española", ha agregado por su parte el jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef), Fernando Moré.

El IVA, la asignatura pendiente

Según Felicio, el fraude del IVA es uno de los mayores problemas que afronta la Unión Europea (UE) porque supone un "problema duplicado": que los fondos públicos dejan de percibir ese impuesto y que el dinero termina en manos de grupos del crimen organizado. "En 2016, en IVA habíamos perdido 160.000 millones de euros", ha señalado.

La organización desmantelada se dedicaba principalmente a vender dispositivos electrónicos, tanto auténticos como falsificados, eludiendo el pago del IVA, por lo que obtenían un mayor beneficio y vendían sus productos a precios "anormalmente reducidos".  Además, también se dedicaban al blanqueo de capitales. 

La red estaba, presuntamente, dirigida desde España por dos hombres, padre e hijo, de origen indio y nacionalidad española, que llevaban operando nueve años en Europa. En el año 2014, un año antes del comienzo de las investigaciones, los principales sospechosos se trasladaron a Estados Unidos como consecuencia de la presión de la Agencia Tributaria.

Entramado internacional

El grupo criminal disponía de un entramado de más de 100 mercantiles asentadas en España, Hungría, Alemania, Italia, Rumanía, Bulgaria, Bélgica, EEUU, Portugal y Chipre. 

El jefe de la Oficina contra el Fraude de la Agencia Tributaria, José Manuel Alarcón, por su parte, ha detallado que desde los centros neurálgicos de Madrid y Elche se controlaba la gestión de numerosas empresas instrumentales cuya función era eludir el pago del IVA de los productos introducidos en España y que se destinaban a consumo a precios "anormalmente reducidos", con el efecto de la competencia desleal sobre el resto de empresas del sector.

Así, además del daño a la Hacienda española, parte de los productos se volvían a introducir en el mercado fraudulento simulando la venta fuera de España y pidiendo la devolución del IVA español, un IVA que no se había ingresado.

Asimismo, conseguían evitar el pago del IVA en España con facturas falsas y se estima que han recaudado unos 250 millones euros usando esta técnica.