Menú Buscar
Una foto de la operación de los Mossos d'Esquadra en la que han desarticulado una banda criminal

Desarticulada una organización criminal en Nou Barris

La red abarcaba diversas esferas de negocio como tráfico de drogas, robo de camiones y ocupación de pisos vacíos que después revendían a terceras personas

3 min

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado una organización criminal ubicada en el distrito de Nou Barris, Barcelona, por presunto tráfico de drogas, robo de camiones y ocupación de pisos vacíos que después revendían a terceras personas.

En total 12 personas han sido detenidas --nueve hombres y tres mujeres--. Cinco de ellos ya han ingresado en prisión. La investigación se inició hace ocho meses cuando los agentes constataron que los arrestado cometían robos con fuerza en locales, controlaban y gestionaban plantaciones de marihuana, vendían drogas y armas y ocupaban pisos de terceros para revenderlos o convertirlos en narcopisos.

Se han desmantelado cinco plantaciones de marihuana, decomisado más de 32 kilos de marihuana con un valor en el mercado negro de 37.000 euros, pequeñas dosis de cocaína preparadas para la venta, un arma de fuego real, varias armas simuladas, un aparato que facilitaba el robo de vehículos y multitud de objetos sustraídos en los robos. Los arrestados, de entre 21 y 50 años, están acusados de delitos contra la salud pública, seis robos con fuerza a establecimientos comerciales, tres robos de vehículos, siete robos de mercancías de camiones estacionados en polígonos industriales, tenencia de armas de fuego, conducción temeraria y pertenencia a organización criminal.

Robos premeditados

Además, contaban con un equipo nocturno que efectuaba controles en la Zona Frana de Barcelona y el área metropolitana para detectar posibles camiones cargados de mercancía. En esa misma franja horaria, escondido bajo la nocturnidad, asaltaban bares y tiendas forzando la puerta o a través del alunizaje. 

Los beneficios se destinaba a instalar y mantener las plantaciones de marihuana en los pisos de Nou Barris, su principal fuente de ingresos.

Ocupación ilegal

Asimismo, se habían especializado en la ocupación ilegal de inmuebles, la mayoría de propiedades bancarias. Posteriormente los ofrecían a terceros con un alquiler de entre 800 y 1.200 euros. Además, conseguían los suministros de agua, luz y gas de forma fraudulenta por lo que los nuevos inquilinos no sospechaban de las actividades ilícitas de sus arrendatarios. 

La banda conocía qué pisos estaban vacíos gracias al soplo constante de uno de sus asociados. Éste trabajaba en una empresa de mantenimiento de pisos de titularidad bancaria y realizaba copias de la puerta.

El registro, efectuado en 11 domicilios, ha sido autorizado por el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona en la que han participado 200 agentes. 

Destacadas en Vida