Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de los Mossos en un operativo policial / MOSSOS

Desarticulada una banda criminal especializada en robo de joyas en domicilios

Los Mossos han detenido a seis personas y se ha incautado de material por valor de un millón de euros en una operación llevada a cabo en Tarragona

4 min

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado en Tarragona una organización criminal especializada en robos de oro y joyas en domicilios de toda Cataluña y de la que formaban parte dos personas propietarias de un local de compraventa, donde se fundía el material sustraído y se blanqueada el dinero, operación en la que se han intervenido piezas por valor de un millón de euros. En total, la operación se ha saldado con seis detenidos, cuatro relacionadas con nueve robos con fuerza en domicilios de Tarragona, Balaguer, Valls, Solsona, Sabadell y Parets del Vallès.

Según ha informado la policía autonómica en un comunicado, la intervención tuvo lugar el pasado día 5 de mayo en un establecimiento de la capital tarraconense y en viviendas de las localidades tarraconenses de Cubelles y Vila-seca con la detención de las citadas seis personas, de entre 19 y los 50 años, cuatro de ellas croatas y dos rusas, a quienes la policía les acusa de un delito de organización criminal.

Mismo 'modus operandi'

A tres de los detenidos, mujeres, y un cuarto, hombre, se les atribuyen los nueve robos en casas entre febrero y abril, alguno en grado de tentativa, mientras que a otra mujer y un hombre se les acusa de ser los receptores de la mercancía en el establecimiento que regentaban en Tarragona.

Los integrantes del grupo se desplazaban siempre con el mismo coche y normalmente hacían comprobaciones antes de entrar a robar. Tocaban el timbre de las viviendas para verificar si había alguien en el interior y, una vez se aseguraban que de no estaba habitada en ese momento, utilizaban una escalera telescópica para acceder a las plantas superiores mientras otros vigilaban los alrededores.

Pistola, coche de alta gama, móviles...

A medida que avanzaba la investigación, los Mossos relacionaron a un matrimonio propietario de un establecimiento de compraventa de oro de Tarragona con los miembros de la organización.

El matrimonio fundía en su local el material robado y así borraban todo rastro e impedían la identificación de las joyas. A los responsables del local se les levantó también acta por no pedir ninguna documentación a los clientes que le querían vender oro y piezas de valor, incumpliendo con ello la ley. En un domicilio de Cubelles, los Mossos detuvieron a tres mujeres y un hombre, y hallaron en el mismo herramientas empleadas para los robos, así como documentación, varios móviles, doce piezas de joyería, y una balanza de precisión. También intervinieron el vehículo que utilizaban para moverse hasta las casas en las que robaban.

En la vivienda de Vila-seca hallaron una pistola de calibre nueve milímetros, así como 700 euros en efectivo, 60 piezas de joyería, y teléfonos móviles. Los agentes decomisaron también un coche de alta gama.

A disposición judicial

En el establecimiento de compraventa de oro de Tarragona, los agentes decomisaron 13.000 euros en efectivo, 80 piezas de joyería, más de trece kilos de piezas de oro y dos hornos para fundir las piezas. La policía catalana, que estima en un millón de euros el material decomisado, indica que la investigación continúa abierta y que no descarta nuevas detenciones.

Una de las detenidas quedó en libertad tras declarar en comisaria con la obligatoriedad de presentarse ante la autoridad judicial cuando sea requerida. El resto de los detenidos pasaron ayer a disposición judicial.