Menú Buscar
Edificios del barrio de Merinals en el que se ha derrumbado un techo / TWITTER

Desalojan a una veintena de vecinos tras derrumbarse el techo del edificio

El inmueble de Sabadell estaba siendo inspeccionado para valorar si merecía la pena su rehabilitación o se optaba por el derribo

3 min

Una veintena de vecinos han sido desalojados de un edificio en el bloque 55 del barrio de Merinals, en Sabadell (Barcelona). El motivo ha sido el derrumbe del techo del tercer piso del inmueble, que no ha causado heridos, pero tras el análisis de los bomberos de la Generalitat y vario técnicos municipales, se ha procedido al desalojo preventivo.

El bloque, que alberga unos 170 pisos, se encontraba bajo un estudio realizado por el Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC) para determinar si debe rehabilitarse u optar por su derrumbe. Esto se debe al acuerdo firmado el pasado 16 de enero entre la Agència de l'Habitatge de Catalunya, el Ayuntamiento de Sabadell y la Asociación de Vecinos de Merinals para que se realizara dicho análisis.

Los vecinos, indignados con el suceso

A lo largo del día se darán varias reuniones que han sido programadas entre el consistorio, los vecinos afectados y los representantes de la Agència de l'Habitatge para tratar el tema y conocer el alcance del periodo de tiempo que tendrá que pasar hasta que puedan volver a sus domicilios.

La Federación de Asociaciones de Vecinales de Sabadell (FAVS), a través de un comunicado, ha exigido responsabilidades políticas tras el suceso. En particular, al organismo del Govern "por su inaceptable pasividad durante décadas" con estos bloques de pisos, a la vez que ha urgido en que haya resultados con este informe al COAC.

A principios de semana, otro en Barcelona

Hace unos días, un edificio de tres plantas de la calle Ramon Batlle, en el distrito de Sant Andreu de Palomar (Barcelona), también tuvo que ser desalojado por el derrumbe de su techo. En este caso, el hundimiento del techo se dio en el piso superior mientras se realizaban unas reformas. Una docena de vecinos fueron desalojados a causa del derrumbe y la inestabilidad del inmueble.

Los bomberos también desalojaron algunos edificios colindantes, como una vivienda unifamiliar que da a la parte de atrás y en cuyo patio han caído cascotes. Algunos de ellos tuvieron la suerte de poder entrar en sus casas a recuperar efectos de valor, aunque lo hicieron acompañados de los bomberos.