Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista general de la playa de la Barceloneta, en Barcelona, donde varios agentes de la Guardia Urbana alertan a las personas reunidas / ENRIC FONTCUBERTA - EFE

Desalojadas 7.180 personas de las playas de Barcelona y el barrio del Born

La Guardia Urbana ha disuelto grupos que excedían el máximo de personas permitidas y les han pedido que continuaran con la mascarilla puesta

2 min

El segundo fin de semana después de poner fin al estado de alarma, el pasado 9 de mayo, y sin toque de queda sigue mostrando aglomeraciones no permitidas por las restricciones del Govern para frenar los contagios por Covid-19. La última se ha dado este viernes por la noche en las playas de Barcelona y el barrio del Born, donde la Guardia Urbana ha desalojado a 7.180 personas.

Un dispositivo especial de la policía barcelonesa ha actuado esta noche en estas zonas y ha disuelto grupos que excedían el máximo de personas permitidas por las autoridades sanitarias. Los agentes, además, les han pedido que continuaran con la mascarilla puesta.

Dispositivo desde las ocho de la tarde

Diferentes patrullas de la Guardia Urbana de Barcelona se han personado a partir de las ocho de la tarde en el paseo Lluís Companys, en el barrio del Born, y han pedido por megafonía a las personas concentradas que no podía haber grupos de más de seis personas por motivos de salud pública. En el paseo central del barrio, también se han concentrado alrededor de 500 personas bebiendo y comiendo en la calle, muchos de ellos turistas tras la reapertura de las restricciones del Gobierno y el Govern.

Este dispositivo de la policía barcelonesa ha llegado tras las aglomeraciones excesivas del pasado fin de semana, la noche del sábado al domingo, cuando decayó el toque de queda que estaba vigente desde octubre de 2020. El consistorio no quiere que se vuelvan a repetir las imágenes de la semana anterior, cuando se incumplieron prácticamente todas las recomendaciones sanitarias por el Covid-19 y, como en otras ciudades de España, la actuación policial fue escasa.