Un hombre salta por la ventana antes de ser desahuciado en Cornellà de Llobregat

La comitiva judicial y los Mossos d’Esquadra habían llamado a la puerta del domicilio para iniciar el proceso

Así ha quedado la valla del edificio en el que se iba a practicar el desahucio en Cornellà del Llobregat tras el triste suceso / TWITTER
14.06.2018 14:20 h.
4 min

Un hombre se ha arrojado desde la ventana de un décimo piso antes de ser desahuciado este miércoles en la ciudad de Cornellà de Llobregat (Barcelona). El triste suceso ha tenido lugar en el pasaje Camèlia de la ciudad metropolitana en el momento en el que la comitiva judicial se ha personado en el inmueble.

Ante la negativa inicial de la familia de abrir la puerta del domicilio a los representantes del juzgado, se ha solicitado el apoyo de Mossos d’Esquadra. Los agentes se han desplazado hasta el lugar de los hechos y han iniciado la actuación.

Actuación conjunta

Todos juntos han subido hasta el rellano del piso en el que debían practicar el desalojo. Han llamado a la puerta y la víctima, Jordi R F, les ha pedido que se identificaran. Tras un breve diálogo con los agentes, les ha confirmado que procedía a abrir la puerta del domicilio.

Lo siguiente que han escuchado los presentes ha sido el grito de una mujer que se hallaba dentro del piso, tal y como relatan fuentes de la policía catalana. Han podido finalmente acceder a la vivienda y han comprobado que el hombre se había arrojado al vacío desde una de las ventanas del inmueble.

Servicios de emergencias

Dos dotaciones del SEM se ha desplazado hasta el lugar de los hechos, pero no ha podido hacer nada por su vida. El forense se ha personado sobre las dos del mediodía para proceder al levantamiento del cadáver.

Los Mossos han iniciado una investigación sobre el suceso. Por el momento, ha transcendido que la vivienda era propiedad de una entidad bancaria que mantenía un alquiler con la pareja y había instado el proceso en noviembre. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha informado que la comitiva procedía a la “ejecución de un juicio verbal por impago” del arrendamiento.

Impago de siete mensualidades

El desahucio se había iniciado tras siete impagos mensuales. Se notificó a la víctima y a su pareja del desalojo forzoso el pasado enero, ya que el demandado no compareció en el juicio que se celebró para analizar el caso ni solicitó que se le adjudicara a un abogado de oficio para su defensa.

No era la primera ocasión en que la comitiva judicial intentaba acceder al domicilio para realizar su actuación. El pasado 13 de marzo ya se trasladó hasta Cornellà, aunque ante la imposibilidad de proceder a su actuación se suspendió la diligencia “y se les notificó la nueva fecha del desahucio”.

Actuación de los Servicios Sociales

La nueva fecha se acordó el pasado 22 de marzo. Un día antes, los Servicios Sociales municipales informaron de la “situación social del demandado” por lo que se acordó suspender de nuevo el lanzamiento. Se fijó una nueva fecha, este jueves, y se informó al Ayuntamiento de la ciudad, según los portavoces del TSJC.

Al no recibir ningún documento que solicitara el nuevo aplazo, se procedió a actuar.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información