Menú Buscar
Agentes de los Mossos d'Esquadra, desalojando el corte independentista de la Meridiana / @Alfonsoiaio (TWITTER)

Desacuerdos entre manifestantes amenazan la continuidad de los cortes de Meridiana

Varios colectivos abandonan la protesta tras una asamblea "lamentable y poco respetuosa" aunque mantienen la convocatoria de la noche de Sant Joan

2 min

Los cortes de Meridiana, a puertas de su convocatoria 161, tras el parón por la emergencia sanitaria, podrían llegar a su fin. Y no porque el Departamento de Interior haya decidido desalojar a los manifestantes de esta arteria principal de Barcelona, sino por desavenencias entre los propios convocantes.

Así lo han detallado ellos mismos en un comunicado este lunes. Un texto en el que señalan que la asamblea extraordinaria celebrada la pasada noche fue “lamentable y poco respetuosa”, motivo por el cual los integrantes de las comisiones de seguridad y comunicación abandonan los cortes, así como los colectivos El Barri Resisteix y Marina Resisteix.

Comunicación de los cortes

Han avanzado que una “entidad” --con toda probabilidad la ANC, tal y como hizo en ocasiones anteriores-- se encargará de notificar los siguientes a la consejería que dirige Miquel Buch durante “al menos dos semanas”. Será después de que el pasado 8 de junio Meridiana Resisteix anunciara que impediría el paso de los vehículos --tras el parón de 70 días por la crisis sanitaria-- tres veces por semana sin comunicarlo al Departamento de Interior, a modo de reacción tras el desalojo policial ocurrido entonces para permitir la circulación en esta vía.

Convocatoria en Meridiana la noche de Sant Joan / TWITTER
Convocatoria en Meridiana la noche de Sant Joan / TWITTER

A pesar de este desencuentro entre los convocantes, aseguran que la concentración prevista para la noche de Sant Joan a las 21.30 horas, dada “la transversalidad de la acción”, continúa en pie. También las protestas durante esta semana, que tendrán lugar el lunes, miércoles y viernes.

"Autocrítica"

“Siempre hemos defendido la unión popular, la unión meridiana. Por eso no podemos tolerar ninguna falta de respeto hacia los compañeros. Muchos se encuentran decepcionados por estas actitudes. Es momento de demostrar de qué pasta está hecho el barrio. Hace falta autocrítica”, concluye el texto.