Menú Buscar
Jordi Valmaña, director general de Cementiris de Barcelona y Eloi Badia, concejal de Presidencia, y el Cementerio de Montjuïc / FOTOMONTAJE DE CG

Miguel Durán denuncia al Ayuntamiento de Barcelona por cinco delitos

El letrado se querella contra el concejal Eloi Badia y Jordi Valmaña, director de Cementiris, por el derrumbe de Montjuïc en una acción que se podría ampliar a Ada Colau

16.07.2018 12:52 h.
7 min

Miguel Durán denuncia al Ayuntamiento de Barcelona por cinco delitos. El prestigioso letrado ha unido a 50 afectados por el derrumbe del Cementerio de Montjuïc y ha presentado una querella criminal por daños, profanación, falsificación documental, prevaricación y malversación. Si se admite a trámite y el juez ve probado más de un tipo penal, la acción legal "acarrearía penas importantes" para Jordi Valmaña, director general de Cementiris de Barcelona (Cbsa) y el concejal de Presidencia, Eloi Badia.

Los despachos Duran & Duran y Palacio Lassaletta han entrado hoy lunes, 16 de julio, la acción penal contra Badia, Valmaña y la antropóloga Dominika Nociarovà, contratada por la empresa municipal de camposantos para lidiar con la identificación de cuerpos tras el hundimiento del 15 de septiembre de 2017, que afectó a 144 nichos. Si la querella, que busca "depurar responsabilidades y conseguir la identificación de los cuerpos", prospera, "se podría ampliar", según los dos bufetes, y podría llegar a incluir a la propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

"Han hecho cosas que no permitirán identificar"

El propio Miguel Durán ha señalado que el Ayuntamiento de Barcelona ha cometido "tremendos desmanes" con la gestión del derrumbe del bloque de sepulturas el año pasado. Ha lamentado, en primer lugar, que el consistorio "no asegurara el mantenimiento" del Cementerio de Montjuïc, pese a que las familias pagaron religiosamente los 14 euros en concepto de tasa de conservación en todo momento. "El Ejecutivo local pasó olímpicamente de sus obligaciones en este caso", ha subrayado el letrado. 

Habida cuenta de esta presunta dejación de responsabilidades, Durán ha detallado que busca "depurar las necesarias responsabilidades penales" por los "desmanes" cometidos por Cementiris y el concejal que preside la empresa municipal de camposantos, Eloi Badia. Asimismo, ha precisado que la querella persigue "identificar a todos los cuerpos que se encontraban en los 144 nichos". Ello será complicado porque, según dice, "el ayuntamiento ha hecho cosas que impiden que en un futuro se puedan recuperar y recomponer los restos de los difuntos que allí estaban", como limpiar la zona con una retroexcavadora tras el hundimiento.

"El ayuntamiento nos ha dicho 'cuánto quieren'"

Por su parte, el primer abogado que llevó el caso, José María de Palacio, ha hecho hincapié en lo que califica como "mentiras" del Ayuntamiento de Barcelona tras el desastre. "En una entrevista reciente en TV3, el director general de Cementiris de Barcelona, Jordi Valmaña, dijo que tenía todos los restos mortales. Pues si los tiene, ¿dónde están?", ha inquirido el letrado. Por ello, ha pedido que "se indique a los familiares cuántos restos se han identificado en estos momentos, algo que, casi un año después, se desconoce".

De Palacio ha agregado que "desde el primer momento, la máxima del equipo de gobierno municipal ha sido la de preguntar a las familias 'cuánto quieren'". Ante ello, los dos despachos proponen en su querella criminal que sea un perito independiente el que identifique los restos cadavéricos de Montjuïc, y que otro perito, en este caso de la rama de la arqueología, determine las causas del hundimiento.

"Cuerpos en un contenedor"

Mientras la denuncia penal sigue su curso --se esperan resultados en el plazo de un año--, también lo harán los trabajos de identificación de los 350 cuerpos que estaban inhumados en los 144 nichos afectados por el derrumbe. No obstante, ello será una ardua tarea, pues una parte de los restos "están en un contenedor", según admitió el propio Jordi Valmaña en una reunión privada con los afectados. Es este grupo de restos cadavéricos el que será más difícil de recomponer. Dos montones más se hallaron dentro de ataúdes enteros o ligeramente dañados y sudarios, por lo que las pesquisas para determinar su identidad serán más fáciles de llevar a cabo.

Por otro lado, los letrados han criticado la gestión del Ayuntamiento de Barcelona con las familias de estos difuntos. Dos días antes del derrumbe se detectó una grieta en el bloque de nichos afectados. Cuando se iba a reparar, la construcción se hundió. Tampoco avalan los abogados el trato a las familias tras el incidente. "Se ha buscado comprar sus voluntades por 5.000 euros, y acallarlos. Si alguien ha hecho las cosas bien, no tiene miedo a acciones penales", ha manifestado Durán.

"Badia debería dimitir si la querella se admite"

A renglón seguido, Miguel Durán ha recordado que a parte de responsabilidades penales, el desastre de Montjuïc también podría generar responsabilidades políticas. "Los familiares no se mueven por motivaciones partidistas. Pero ello no es óbice para que un partido que se dice transparente no destituya al concejal Badia si la querella se admite a trámite". Bajo su punto de vista, el edil de Presidencia "tiene una responsabiidad política que la alcaldesa Colau no debería soslayar. La munícipe tiene que abordar este asunto".

Con lo que respecta a la alcaldesa, a quien no han denunciado porque no tiene dominio material, esto es, responsabilidades directas, en la chapuza de Montjuïc, la queja de los abogados es otra. "No se ha dignado a recibir a los familiares afectados por el derrumbe. Ni ha hecho un solo tuit denunciando el caso, tanto que le gustan las redes sociales", ha concluido José María de Palacio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información