Menú Buscar
Un grifo de agua abierto, en una imagen de archivo / CG

El derroche de agua, la principal causa de la escasez

El consumo medio de los hogares es de 139 litros por persona y día, que se puede reducir con pequeños cambios en los hábitos

2 min

La escasez de agua es uno de los problemas que se recuerda cada 22 de marzo en el Día Mundial del Agua. Evitarlo no es complicado; evitar el derroche en el día a día es suficiente. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los hogares tienen un consumo medio de 139 litros por persona y día. Las comunidades que mayor volumen distribuyeron fueron Andalucía, Cataluña y Madrid. En el otro extremo se sitúan La Rioja, Cantabria, Extremadura y Baleares.

Sin embargo, los recursos hídricos tienen mala salud. Los problemas medioambientales y el cambio climático provoca crisis. Según la Fundación Aquae, 2.100 millones de personas no tienen acceso a servicios de suministro de agua potable segura. Esta cifra se podría duplicar en 2050, ya que la degradación de los suelos, los ríos, los lagos y la cubierta vegetal empeoran la situación.

Consejos para ahorrar agua

Las recomendaciones para no malgastar agua son conocidas. Además de optar por las duchas antes que por los baños, que gastan cuatro veces más, se puede instalar un adaptador de ahorro en la alcachofa de la ducha. Éstos evitan el desperdicio. Apagar la ducha durante el enjabonado y el lavado de dientes puede suponer ahorrar hasta el doble de agua. A esto hay que sumar mantener las instalaciones en buen estado y evitar situaciones de goteo y pérdidas.

Utilizar el lavavajillas y la lavadora sólo cuando están llenos es otro de los consejos que recuerda la plataforma online Habitissimo, así como comprar detergentes con pocas sales y fosfatos para evitar que afecten el funcionamiento de las depuradoras. Finalmente, los jardines son sitios que también van asociados al gasto de agua. Para evitarlo, elegir bien las plantas según la localización geográfica es esencial, como también regar en las horas menos calurosas del día para que no se evapore el agua rápidamente.