Derechos y obligaciones de la nueva norma de listas de espera asturiana

Asturias era hasta ahora la única Comunidad Autónoma que no garantizaba unos tiempos máximos de espera en Sanidad

Estetoscopio en las manos de un médico / CG
09.11.2018 13:16 h.
5 min

La Sanidad asturiana derivará a otros hospitales a los pacientes, atendiendo a sus preferencias o bien criterios de cercanía, para cumplir con los tiempos máximos. Desde este 8 de noviembre, diversas consultas y pruebas diagnósticas deberán fijarse antes de 60 días.

El decreto 59/2018 sobre garantía de tiempo máximo de acceso a las prestaciones sanitarias del Servicio de Salud del Principado (Sespa) determina que los pacientes que acudan a una primera consulta hospitalaria en una decena de especialidades, o los que esperen una de las cinco pruebas diagnósticas incluidas en el decreto, deberían ser citados antes de dos meses.

Tiempos máximos por ley

Asimismo, quienes deban pasar por quirófano para operarse de cataratas, colocarles una prótesis de cadera o de rodilla o someterse a una histerectomía o a una cirugía cardiaca valvular o coronaria, deberán ser atendidos en un máximo de medio año.

Asturias era hasta ahora la única Comunidad Autónoma que no garantizaba por ley unos tiempos máximos de espera en la Sanidad. La medida se llevará a cabo "haciendo más con lo mismo". Según el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, la región tiene "recursos suficientes dentro de nuestros nueve más cuatro hospitales --en referencia a los del conjunto de la red pública y los concertados-- para cumplir" con lo establecido en el decreto", informa El Comercio.

Guía

Especialidades con un plazo máximo de dos meses en la primera consulta: En el ámbito hospitalario son las de ginecología, oftalmología, traumatología, dermatología, otorrinolaringología, neurología, cirugía general, urología, cardiología y aparato digestivo.

Pruebas diagnósticas en menos de dos meses: Colonoscopias, mamografías, ecografías, TAC y resonancias magnéticas.

Intervenciones quirúrgicas en un máximo de seis meses: Cirugía cardiaca valvular, cirugía cardiaca coronaria, cataratas, prótesis de cadera, prótesis de rodilla e histerectomías.

Cómo se cumplirá el decreto de esperas máximas: El Sespa ofrecerá al paciente ser derivado a otro hospital si no se pueden cumplir los tiempos de espera. Preferentemente, a uno de la red pública. Si no es posible, a alguno de los cuatro hospitales concertados: Cruz Roja y Jove, en Gijón, el Sanatorio Adaro, en Langreo, o el Hospital de Avilés. La Consejería de Sanidad está trabajando en una herramienta informática centralizada con la que se podrán conocer todos los huecos disponibles en la red hospitalaria pública.

Qué debe hacer el paciente: El usuario tendrá que reclamar la garantía de tiempo máximo de acceso al Servicio de Salud. A partir de ese momento se le buscará un centro para ser atendido. Si no es el propio, se le propondrán varias opciones, teniendo en cuenta la cercanía a su hogar o sus preferencias.

Qué pasa si el usuario rechaza ir a otro centro: Si una persona no acepta las alternativas ofertadas por el Sespa, perderá la garantía de tiempo máximo de acceso. Según Sanidad, eso no supone que el paciente salga del registro. Seguirá en él "con la misma prioridad y fecha de inclusión", según el decreto.

Obligaciones de los pacientes: Facilitar al Sespa toda la información necesaria y que le sea requerida para asignarle "la alternativa más adecuada" y mantener actualizados sus datos de contacto para ser localizado. También deberá justificar documentalmente una posible solicitud de aplazamiento de la atención garantizada, y comunicar con antelación si no le va a ser posible acudir a una cita.

¿Quiere hacer un comentario?