Menú Buscar
El surtidor de una gasolinera / EFE

¿Dónde sale más caro llenar el depósito en España?

El gasóleo estrena el año con subidas de precio de hasta 9,3 céntimos por litro en comunidades como Cataluña, Andalucía o Baleares

02.01.2019 14:17 h.
5 min

La llegada del 2019 ha venido acompañada de una subida en el coste del diésel al pasar por la gasolinera. Se trata de un aumento de los precios que los conductores notarán en dos ocasiones. La primera de ellas entró en vigor el pasado 1 de enero y fue aprobada por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy. La segunda, para los automóviles más contaminantes, fue anunciada por Pedro Sánchez.

Dos cambios al alza que afectan directamente al precio del combustible más usado en España. En nuestro país, casi 18 millones de coches funcionan con diésel. Esta medida puede traducirse en que las ventas de vehículos que necesitan este combustible sigan cayendo. En noviembre del pasado año la cifra ya disminuyó un 40%.

Equiparar los precios

Esta primera subida de precios busca equiparar tarifas entre comunidades autónomas. Los conductores, dependiendo de la zona de España en la que pasaran por la estación de servicio y hasta el pasado año, podían notar en sus bolsillos más de 2,5 euros de diferencia.

Cristóbal Montoro, exministro de Hacienda, quiso integrar hace unos meses el tipo impositivo que hasta hace unos días fijaban las propias comunidades autónomas en el tipo estatal. Con el objetivo de paliar esta diferencia tan significativa, se acaba de implantar el aumento del Impuesto sobre Hidrocarburos. 

¿Dónde se nota más?

Los incrementos más significativos se verán en aquellas zonas de España en las que no se aplicaba el tramo autonómico. Por ello, las gasolineras de Cantabria, Castilla y León, La Rioja, País Vasco y Navarra verán como los precios suben en 4,8 céntimos por litro.

El aumento de precios también será bastante notable en las comunidades autónomas españolas que lo aplicaban, pero en su banda menor. Madrid, Aragón y Extremadura, con subidas de 3,1, 2,4 y 0,96 céntimos por litro, respectivamente, son algunas de ellas.

El impuesto de Sánchez

Si la medida del Gobierno de Mariano Rajoy ya se notó, la de Pedro Sánchez también conllevará rascarse aún más el bolsillo al pasar por el surtidor. Sin embargo, el objetivo es distinto. En esta ocasión se busca que los precios de la gasolina y el diésel sean similares.

En el caso del diésel, el impuesto que se impone ronda los 38 céntimos por litro. Por su parte, el gravamen de la gasolina es de 47,2 céntimos por litro. Casi 10 céntimos de diferencia entre ambos tipos de carburantes.

Así lo sufrirán los conductores

La suma de ambos impuestos supondrá un gasto adicional para los vehículos de gasoil de hasta 14,16 céntimos por litro al repostar. Teniendo como ejemplo un depósito de 55 litros, se traducirá en 7,79 euros más cada vez que se pase por una estación de servicio. Sin embargo, la cantidad varía según la zona del territorio nacional en la que esté situada la gasolinera.

En el País Vasco será donde más se notarán ambas subidas, con 14,16 céntimos por litro. En el caso de Andalucía, donde el precio es más caro que en la comunidad autónoma anterior, el incremento será de 9,36 céntimos por litro.

Las subidas por comunidades

Las comunidades autónomas en las que las subidas serán menos significativas, es decir, que se sitúan entre 9 y 11 céntimos por litro, son Andalucía, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Murcia y la Comunidad Valencia.

Por otro lado, los cambios en el impuesto sobre el diésel los notarán más aquellos conductores que vivan o visiten en Aragón, Cantabria, Castilla y León, Madrid, Navarra, La Rioja y País Vasco. Aquí el encarecimiento de este carburante se situará entre los 12 y los 14 céntimos por litro.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información