Menú Buscar
Una persona practica 'running' / EUROPA PRESS

Diez deportes para combatir diez problemas psicológicos

El yoga ayuda contra la ansiedad, correr va bien para el insomnio y el kárate es un buen aliado para el duelo

Esther Figueroa
7 min

El deporte de forma continuada y moderada aporta beneficios a la salud física y mental. Numerosos estudios, por ejemplo, han demostrado que puede mejorar los síntomas de estrés y ansiedad. Debido a esto, la plataforma Gympass y la aplicación Ifeel han realizado un estudio sobre las diez disciplinas deportivas que combaten diez trastornos psicológicos. El informe es el resultado de un “contacto con muchos profesionales del sector y las actividades que ellos consideran más adecuadas o que tienen más beneficios para según qué patología mental”, explica Federico de Vicente, responsable de Gympass.

Los especialistas matizan que no existen evidencias científicas que demuestren con exactitud el poder del ejercicio frente a una patología mental. Pero, pese a que el deporte no puede remover un problema psicológico, la actividad física sí favorece el bienestar y, con ello, mejora la calidad de vida de las personas. A grandes rasgos, el deporte mejora la memoria, la capacidad de concentración, frena el envejecimiento cerebral y promueve sensaciones positivas como el optimismo y la euforia.

Mejora de las habilidades sociales

Dos chicas practicando deporte juntas / FREEPIK

 

Dos chicas practicando deporte juntas / FREEPIK

Los deportes colectivos pueden ser de gran ayuda para el crecimiento personal de aquellas personas con problemas comunicativos o problemas de autoestima. En disciplinas como el fútbol y el baloncesto es esencial el buen entendimiento con los compañeros para lograr un mismo objetivo: vencer al rival. Rafael San Román, psicólogo de la aplicación Ifeel, explica que “las actividades en equipo son deporte, pero a la vez también son lúdicas porque tienen un premio muy directo cada vez que se mete un gol, en el caso del fútbol, por ejemplo”.

Para mejorar la relación de pareja, en cambio, los bailes de salón son los mejores aliados porque fomentan el contacto físico y la coordinación entre las dos personas. Además, pueden resultar una actividad divertida, que ayuda a que los participantes se centren en una acción compartida. Otra disciplina que requiere un gran contacto físico y concentración por parte de las dos partes es el kárate. Según el estudio, este deporte puede ser beneficioso para quienes estén atravesando una situación de duelo porque ayuda a descargar emociones.

Aumento de la autoestima

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), los trastornos depresivos son la cuarta causa de enfermedades neuropsicológicas. Para ayudar a combatir la depresión, el estudio apuesta por la práctica de boxeo porque “alivia los síntomas de la depresión proporcionando una gran cantidad de endorfinas”. Además, fomenta la confianza y la autoestima.

Un chico en una clase de boxeo / FREEPIK

 

Un chico en una clase de boxeo / FREEPIK

El ciclo indoor es otro deporte que puede ayudar con los problemas de autoestima, ya que produce neurotransmisores relacionados con el placer. Al ser una disciplina muy completa, que ayuda tanto a quemar grasas como a tonificar el cuerpo, es un gran remedio para la falta de confianza en uno mismo. Otro deporte también muy completo es el running que, además, es beneficioso para los problemas de insomnio porque mejora la circulación sanguínea y ayuda a relajar el cuerpo para favorecer un mejor descanso.

Control de las emociones

El pilates y el yoga son dos actividades físicas cada vez con más adeptos en España. Las dos ayudan a dominar el cuerpo y aportan una capacidad de concentración. Por ello, son disciplinas que combaten la ansiedad (yoga) y los ataques de pánico (pilates), porque permiten aprender a controlar mejor las emociones y los impulsos.

Si se tiene miedo a la soledad, la natación es la disciplina elegida por los especialistas del estudio. La imposibilidad de practicarla escuchando música o estar atento a otros factores ayuda a focalizar la atención en uno mismo y en el carril en el que se nada. También el taichí requiere una gran capacidad de concentración y coordinación que puede ser útil para los trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Prevenir desequilibrios psicológicos

Los expertos señalan que el aislamiento puso a prueba la salud mental de muchos españoles y el deporte fue una escapatoria para lidiar con una situación desconocida. Por ello, la actividad física también es una pequeña ayuda ante la aparición de desequilibrios. Así lo asegura Rafael San Román al explicar que “el deporte puede ser una prevención de problemas psicológicos porque mantiene el cuerpo en buena forma física y segrega neurotransmisiones que ayudan al bienestar”. Y añade: “No solamente la persona se encuentra mejor, sino que también se ve mejor físicamente y esto puede ayudar mucho en términos de autoestima”.

Una chica sintiéndose bien haciendo deporte / FREEPIK

 

Una chica sintiéndose bien haciendo deporte / FREEPIK

Los psicólogos señalan que no hay disciplinas deportivas más o menos eficaces frente a problemas psicológicos, ya que toda actividad física reporta beneficios para el practicante. Lo más importante se basa en adaptar la actividad física a las necesidades, capacidades y edad de cada uno. “El deporte es beneficioso para cualquier persona, pero hay que tener muy en cuenta las características de cada individuo para lograr una técnica deportiva adecuada, realista y factible”, concluye San Román.

Destacadas en Vida