Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos personas practican deporte en la unidad psiquiátrica del hospital de Vic / UVIC

El deporte mejora la salud y el estado de ánimo de las personas con trastornos mentales graves

Un estudio de la UVic con pacientes de una unidad psiquiátrica concluye que la actividad física “es una de las herramientas más potentes” porque les permite disfrutar y socializar

3 min

La práctica de actividad física mejora el estado de ánimo y la percepción de salud de las personas que padecen trastornos mentales graves, como los psicóticos, el depresivo mayor y el bipolar. Así lo ha concluido un estudio realizado por la Universidad de Vic – Universidad Central de Cataluña (UVic-UCC) junto al Colegio de Profesionales de la Actividad Física y del Deporte de Cataluña (COPLEFC).

Ambas llevan a cabo un programa con pacientes de la unidad psiquiátrica del hospital de la localidad desde octubre de 2021, en el que estudian cuál es el efecto real del deporte regular y saludable. Según ha informado el centro universitario a través de un comunicado, por ahora ha contado con la participación de 43 personas –el 51% de los ingresados– de una media de edad de 39 años.

Les hace disfrutar y socializar

Según explica Anna Puig Ribera, doctora en Ciencias de la Actividad Física y líder del proyecto, “la actividad física permite disfrutar y socializar”, por lo que la considera “una de las herramientas más potentes para mejorar la salud física y el estado de ánimo de las personas”.

Así lo constata el alto grado de adherencia en el programa y la petición de los pacientes de alargar la duración o frecuencia de las sesiones, que por ahora es de tres días por semana. Por su parte, los profesionales sanitarios implicados –psiquiatras y enfermeras– valoran de forma “muy positiva” el trabajo realizado, por lo que consideran que debería mantenerse.

Trabajo aeróbico

El trabajo se realiza con grupos de un máximo de ocho personas, siempre derivadas desde psiquiatría como requisito previo, a las que se preguntan sus preferencias para determinar qué modalidad practicarán.

Todas se basan en el trabajo aeróbico en sesiones de entre 45 y 60 minutos, en las que realizan ejercicios de resistencia cardiorrespiratoria, fuerza muscular, equilibrio y coordinación. Empiezan con calentamientos mediante algún juego, luego realizan una actividad deportiva central y terminan con estiramientos para recuperar la calma.