Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La jefa de la Unidad Central de Atención y Seguimiento de la Víctima de los Mossos, Alba Garcia / MOSSOS

Las denuncias por violencia de género suben un 8%

El número de víctimas en riesgo bajo protección de los Mossos aumenta en casi un 40%

5 min

Las denuncias por violencia de género a mujeres han ascendido un 7,9% este año, según datos de los Mossos que se han dado a conocer este jueves, Día Internacional contra la Violencia Machista. Hasta octubre de 2021, los Mossos han instruido 11.407 denuncias por este tipo de casos (un 2,7% más que en 2019), cuyas víctimas tienen una media de 42 años.

La jefa de la Unidad Central de Atención y Seguimiento de la Víctima del cuerpo, Alba Garcia, ha explicado en declaraciones a los medios que la pandemia provocó el aislamiento social y las dificultades de denunciar de las mujeres que sufrían este tipo de violencia, y que durante el 2021 se han recuperado las relaciones sociales y "se tiene que trabajar intensamente por romper los silencios que se instauraron durante la pandemia". También ha revelado que la protección policial a mujeres víctimas de violencia de género este año ha aumentado un 37,8% respecto al 2020 y un 35% respecto al 2019.

135 víctimas bajo protección

Garcia ha manifestado que a fecha de 31 de octubre de 2021, los Mossos d'Esquadra realizan protección policial a 135 mujeres en situación de riesgo --vigilancia del domicilio o protección 24 horas, entre otras--, y establecen dispositivos de seguridad individualizados en casos de riesgo muy alto, alto y medio. "Si valoramos que hay riesgo creemos que es beneficioso para la víctima y para los que conviven con ella, como sus hijos, tener protección policial. Hay otros casos que pueden tener orden de alejamiento de su agresor dictado por un juez, pero que no tengan protección policial", ha añadido.

Ha expresado que cualquier víctima de violencia de género puede solicitar una orden de protección judicial de alejamiento mediante una denuncia en dependencias policiales: durante el 2019 se pidieron 7.870; en 2020, 7.610 y en 2021, 8.006. Actualmente los Grupos de Atención a la Víctima de los Mossos d'Esquadra realizan 11.833 seguimientos a víctimas de violencia de género por parte de su pareja, donde 8.935 son a mujeres que tienen una medida judicial de protección o de Fiscalía vigente, y que estos seguimientos han aumentado un 7,2% respecto al 2020.

Se disparan los agresores menores

Los Mossos han contabilizado que durante el 2019 se atendieron 11.291 mujeres mayores de edad víctimas de violencia machista y 696 menores; en 2020, 9.760 mayores de edad y 441 menores, y en 2021 10.405 mayores de edad y 527 menores. Garcia ha explicado que de las víctimas menores de edad este 2021 (527), un 55,8% son jóvenes entre 15 y 17 años, siendo la edad de 17 años "la franja de edad que más denuncian o son atendidas por el cuerpo de Mossos d'Esquadra".

Respecto a los autores de violencia machista, los Mossos han detenido este año a 9.906 hombres, 108 menores de edad --entre 14 y 17 años--, lo que representa un aumento del 63,6% de autores menores de edad respecto al 2020 y un 3,8% respecto al 2019. Los Mossos han explicado que las violencias psicológicas representan el 52% de la violencia de género, las violencias físicas representan el 40,4%, las ciberviolencias el 4,1% y las violencias sexuales el 3,5%.

Siete asesinatos

Este año ha habido 254 víctimas mayores de edad agredidas sexualmente, con un aumento del 10,9% respecto 2020 y del 11,4% respecto 2019, mientras que se han registrado 10 casos de víctimas de agresiones sexuales menores de edad en 2021, 4 el 2020 y 12 el 2019.

Ha explicado que durante el 2021 en Cataluña han muerto asesinadas siete mujeres presuntamente en manos de sus parejas o exparejas, y que cinco de ellas vivían con sus hijos, y seis convivían con el presunto homicida en el momento de la muerte. Tres de ellas habían interpuesto denuncia a la policía, y una mujer tenía vigente una medida judicial de protección, mientras que en dos de los casos el entorno más próximo de la víctima era conocedor de las situaciones de violencia de género no denunciadas.