Menú Buscar
Instalaciones del colegio de los Jesuitas de Sarrià, en el que han sido destapados supuestos abusos a menores / ESCUELA SANT IGNASI

Denuncian un tercer abuso en el colegio de Jesuitas de Barcelona

Un exalumno acusa a otro antiguo profesor de la congregación de haber cometido agresiones sexuales a finales de los 70

14.03.2019 12:01 h.
3 min

Tercera denuncia por abusos sexuales en el colegio jesuita Sant Ignasi de Barcelona. Un exalumno ha denunciado ante los Mossos d’Esquadra haber sido víctima de pederastia a finales de la década de los 70 por parte de Antoni Roigé. La acusación se suma a las ya conocidas contra los hermanos Lluís Tó y  Pere Sala.

El colegio Sant Ignasi de Sarrià, situado en uno de los barrios más pudientes Barcelona, se halla en plena crisis institucional. Después de que los hermanos Jordi y Oriol de la Mata hicieran públicos los presuntos abusos de los profesores y miembros jesuitas Luís Tó –ya fallecido– y Pere Sala, una tercera denuncia ha sido interpuesta este miércoles. Según adelanta El Periódico, otro exalumno, Ignacio D.B., también asegura haber sido víctima de pederastia.

Un niño rebelde

En su relato, Ignacio afirma que entró en el colegio jesuita en el curso 1979/1980. Se define como un niño rebelde al que expulsaban de clase con asiduidad y, para cumplir su castigo, lo enviaban con el padre Tó, que lo golpeaba con una regla. Sin embargo, asegura que cuando tenía 10 años el cura cambió su método disciplinario y comenzó a realizarle tocamientos en los genitales. Este compartimiento se habría repetido con asiduidad desde entonces, explica.

Asimismo, el otro presunto responsable de abusos, el hermano Antoni Roigé, de 93 años, ha sido denunciado por Ignacio por los abusos que habría cometido durante la estancia en una casa de colonias a comienzos de los años 80. En su testimonio, la víctima explica que el profesor le realizaba tocamientos anales tanto a él como al resto de sus compañeros de habitación.

En manos del Vaticano

La semana pasada, el director general de Educación de la Compañía de Jesús, Enric Massllorens, anunció que llevarían las denuncias presentados por los hermanos De la Mata al Vaticano. La congregación afirmó apoyar a las víctimas y mostró la "consternación” y el “dolor” tras conocer los dos casos, a los que ya se suma un tercero.

Asimismo, esta semana se ha producido el traslado de Pere Sala a la residencia que los jesuitas tienen en Sant Cugat del Vallès (Barcelona)​, con el fin de alejarlo del foco del colegio de Sarrià. Hasta el momento, el clérigo vivía en un centro de la congregación enfrente de la escuela.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información