Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Este es el estado en el que se encuentra la iglesia de Santa María en Santa Perpètua de Gaià  / HISPANIA NOSTRA

Denuncian el estado de ruina de la iglesia de Santa María en Santa Perpètua de Gaià

La asociación Hispania Nostra ha incluido el edificio en la Lista Roja del Patrimonio, en la que denuncia los monumentos que están en riesgo de desaparición

3 min

La iglesia de Santa María en Santa Perpètua de Gaià (Tarragona), perteneciente al municipio de Pontils, se encuentra en estado de ruina y riesgo de desaparecer, según denuncia Hispania Nostra. Esta asociación ha incluido el edificio en su Lista Roja del Patrimonio, en el que figuran más de 800 monumentos españoles.

Esta iglesia de origen románico se menciona por primera vez en 1.172 como capilla del castillo de Santa Perpètua de Gaià, y de la antigua construcción sólo se conserva la puerta empotrada en el actual presbiterio. El edificio que ha llegado hasta nuestros días fue construido en 1.806 con una orientación distinta a la de la primera iglesia, y dejó de tener culto en los años 30 del siglo XX.

Junto a un castillo

La iglesia, que se encuentra sobre un cerro a una altura de 578 metros junto al castillo de Santa Perpètua de Gaià, es de estilo neoclásico y el edificio está formado por una nave de cinco tramos.

En el primero de estos tramos, se encuentra el acceso a la torre del campanario, de planta octogonal; en el interior de la iglesia destacan sus pilastras corintias, que soportan un friso que recorre toda la iglesia; y la cubierta es de bóveda de cañón con lunetos.

La leyenda

Esta iglesia dio nombre al municipio hasta 1995, originando así la leyenda de Santa Perpètua de Gaià. La historia cuenta que Perpètua, hija del señor del castillo, rechazó numerosos pretendientes por querer consagrar su vida a la religión, hasta que uno de ellos, a pesar del rechazo, decidió vivir igualmente cerca de ella para seguirla en el camino cristiano. La joven repartió durante toda su vida los bienes que le pertenecían e ingresó en el monasterio de Vallbona de les Monges. El muchacho, tras vender todas sus pertenencias y repartirlas, hizo un pacto con el diablo, que le aseguró todo el oro que quisiera si después de siete años le entregaba su alma.

El caballero aceptó, considerando la oportunidad de ayudar a los demás, pero pasados siete años fue a buscar la ayuda de Perpètua. Cuando llegó el diablo para cumplir con el trato, ella le mostró la cruz, provocando su huida. El caballero decidió hacerse monje y Perpètua vivió en Vallbona hasta su muerte