Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La embarcación de la empresa denunciada por los Mossos d'Esquadra en Sant Carles de la Ràpita / EP

Denuncian por segunda vez una empresa de transporte marítimo sin permiso en Sant Carles de la Ràpita

La embarcación transportaba a personas desde un embarcadero no autorizado hasta un vivero de mejillones

2 min

Los Mossos d'Esquadra han denunciado, por segunda vez este verano, a una empresa de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) que, de manera reincidente, realizaba la actividad de transporte marítimo a personas pese a incumplir medidas seguridad básicas como el disponer de chalecos salvavidas.

Según ha informado la policía catalana en un comunicado, la empresa fue denunciada en una primera ocasión el pasado 4 de julio, cuando se le detectaron varias deficiencias a la embarcación que utilizan. El pasado 5 de agosto, en una segunda inspección, volvieron a denunciarles por haber hecho caso omiso a las indicaciones dictadas para que pudieran continuar con su actividad lúdica.

Hicieron caso omiso a la primera advertencia

La empresa denunciada usaba una embarcación de unos seis metros de eslora para transportar a personas por el interior de la bahía de Sant Carles de la Ràpita, en la comarca del Montsià, desde un embarcadero no autorizado hasta un vivero de mejillones.

En una primera inspección, los Mossos d'Esquadra les prohibieron mantener la actividad si no solucionaban las deficiencias detectadas. Un aviso que omitieron al continuar con su ejercicio sin preocuparse de nada, como pudieron ver los agentes del cuerpo policial en la segunda inspección.

Las múltiples deficiencias detectadas

Durante la operación policial, los mossos comprobaron que la embarcación no disponía del certificado de navegabilidad ni del seguro de responsabilidad civil y que, además, no contaba con las medidas de seguridad necesarias, como chalecos salvavidas. Y, por si fuera poco, el patrón del barco no disponía la titulación profesional requerida para el transporte de personas.

El propietario de la embarcación ha sido advertido de que puede enfrentarse a fuertes sanciones y a posibles responsabilidades penales si continúa la actividad sin cumplir con los preceptos legales, y las irregularidades detectadas se pondrán en conocimiento de los organismos competentes --Capitanía Marítima y Puertos de la Generalitat--.