Menú Buscar
Centro de control eléctrico / REE

Denuncian que un algoritmo excluye a viudas y familias numerosas del bono social eléctrico

El Ministerio de Transición Ecológica asegura que el error se ha subsanado, aunque el Consejo de Transparencia se niega a revelar el funcionamiento del sistema

6 min

Tienen derecho a acceder a una ayuda, pero aún así se les deniega. Este es el caso de algunas viudas y familias numerosas que han quedado excluidas de percibir el bono social eléctrico --un descuento en la factura de la luz--. ¿El responsable? Un algoritmo secreto que el Consejo de Transparencia se niega a revelar escudándose en la propiedad intelectual y la protección de datos. Así lo ha denunciado Civio, una organización sin ánimo de lucro que lucha por la transparencia informativa, y por ello ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la resolución de este organismo, tras demostrar que el sistema informático, que implementó el Gobierno, presenta algunos fallos.

Contadores inteligentes / EFE
Contadores inteligentes / EFE

Errores que excluyen a potenciales beneficiarios “por la forma en que está montado el programa”, explica a Crónica Global Miguel Ángel Gavilanes, miembro de la asociación. “Era obligatorio permitir el acceso a tus datos de renta, por lo que se denegaba la ayuda a colectivos como las familias numerosas --incluidas entre los supuestos de concesión con independencia de sus ingresos--", señala. “También ha pasado con personas viudas y jubiladas que, pese a tener ese derecho, han sido expulsadas del proceso”, denuncia. 

Código fuente 

Para acceder a esta prestación, que pueden solicitar --en teoría-- personas con rentas bajas, familias numerosas, y beneficiarios de una pensión de incapacidad o jubilación, que no cuenten con otros ingresos, el Ejecutivo desarrolló un programa, BOSCO, cuyas peticiones gestionan las comercializadoras de energía. ¿Cómo? “Se conectan a la sede electrónica del Ministerio para la Transición Ecológica e introducen los datos de su cliente y la aplicación decide si es beneficiario o no”, cuenta Gavilanes, quien relata que "incluso algunos de los trabajadores de las eléctricas que tramitaban las ayudas nos dijeron que les parecía muy raro que gente con determinados niveles de renta se quedase fuera”. 

Una mujer revisando sus facturas de luz / FREEPIK

Una mujer revisando sus facturas de luz / FREEPIK

¿Cómo detectan esta situación?  Una vez entró en funcionamiento el software para solicitar el descuento, la fundación también implementó una herramienta, a modo de simulación, para que los usuarios pudiesen calcular si eran o no beneficiarios. “A raíz de lanzarla, comenzamos a recibir llamadas de personas que denunciaban que antes tenían derecho a la ayuda y ahora se les había denegado, sobretodo gente mayor”, relata Gavilanes. Fue entonces cuando detectaron un error en la tramitación, a través del programa informático que desarrolló el Gobierno y realizaron una petición de información. ¿La respuesta? “Silencio administrativo”, señalan desde Civio. El siguiente paso fue recurrir al Consejo de Transparencia, al que reclaman acceder al código fuente de la aplicación. “Entendemos la alusión a la propiedad intelectual cuando se habla de un tercero, pero no en el caso de un empleado público que ha realizado un trabajo que decide si otorga o no derechos a los ciudadanos”, argumentan desde Civio.

Fragmentos de código en una pantalla / PX
Fragmentos de código en una pantalla / PX

Errores subsanados

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica explican a este medio que ya remitieron al demandante, tal y como dictaminó la resolución del organismo --que estimó parcialmente su petición-- la especificación técnica de la aplicación que ha permitido conocer su funcionamiento. Pero desde la entidad argumentan que no es suficiente. "Con esa información nosotros podemos introducir un supuesto en el programa y nos da un resultado, pero no podemos ver qué criterios se aplican para llegar hasta ahí", lamentan.

El Ejecutivo manifiesta que "ha mantenido contactos con la plataforma para mejorar, dentro de sus competencias, la aplicación" y que han colaborado con ellos "para mejorarla en todo lo que sea posible". Así, aseguran que tras reunirse en dos ocasiones con responsables de la fundación "ya se han mejorado" los errores que se han denunciado. 

Derechos de los ciudadanos

Por el momento habrá que esperar a la resolución del recurso que ha presentado Javier de la Cueva, abogado y patrono de la fundación, en el que defiende que “impedir el acceso al código fuente de los programas implica la imposibilidad de que el ciudadano pueda verificar si una herramienta a través de la cual se le aplica el derecho se halla acorde con la ley o incumple la misma". 

Según estimaciones del propio Ejecutivo, más de 5,5 millones de personas podían haberse acogido al bono social, pero en enero de este año solo 1,1 millones se habían beneficiado de esta ayuda. La cuestión es: ¿Cuántos de los que no han recibido este descuento se han visto afectados por el funcionamiento del algoritmo secreto

Destacadas en Vida