Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de los Mossos d'Esquadra durante el registro efectuado en 29 locales dedicados a la venta ilegal de lotería dominicana / MOSSOS

Denuncian 29 locales de Barcelona que vendían lotería dominicana

Las apuestas ilegales se consideran infracciones muy graves y están sancionadas con multas de hasta 601.000 euros

2 min

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) han inspeccionado 29 establecimientos del área metropolitana en los que se vendía de forma ilegal lotería dominicana. Los investigadores han denunciado a todos ellos han sido denunciados por la vía administrativa.

Los registros se han producido de forma simultánea en seis municipios del área metropolitana de Barcelona. En los locales se han intervenido numerosos boletos de lotería dominicana, extractos de venta de lotería, documentación relacionada con números premiados en los diferentes sorteos y un total de 3.095 euros.

Locutorios y locales de compraventa de oro

En total se realizaron 29 inspecciones en locales de L'Hospitalet de Llobregat, Cornellà, ​​Santa Coloma de Gramenet, Sabadell y Barcelona, la mayoría de ellos locutorios o establecimientos dedicados a la compraventa de oro.

Alguno de los locales de L'Hospitalet también ofrecían apuestas deportivas, por lo que los agentes los han denunciado también por carecer de autorización para realizar este tipo de actividad.

Multa de hasta 601.000 euros

Estos locales ofrecían hasta 12 modalidades de lotería en las que los jugadores escogían una combinación --del cero al 99-- y podían formalizar sus apuestas desde un euro hasta cinco euros, según el establecimiento. Los premios llegaban a alcanzar, según la apuesta, hasta un máximo de 65 euros por euro apostado.

Las actas administrativas que se han extendido durante el dispositivo serán entregadas a la Dirección General de Tributos y Juego del Departamento de Economía y Hacienda de la Generalitat, como organismo competente para la incoación de los expedientes sancionadores correspondientes por infracciones muy graves, que pueden llegar a multas de hasta los 601.000 euros.