Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mossos d'Esquadra

Denunciado penalmente un médico sin titulación que trabajaba en una clínica de implantes capilares

Los clientes denunciaron varias veces, tanto por los resultados insatisfactorios de las intervenciones como por las secuelas y lesiones derivadas de las cirugías

3 min

Los Mossos d'Esquadra han paralizado la actividad de un médico que ejercía en una clínica especializada en implantes capilares sin ninguna titulación reconocida. Este hecho comportó denuncias de varios clientes, tanto por los resultados insatisfactorios de las intervenciones como por las secuelas y lesiones derivadas de las cirugías. 

La operación --llevada a cabo en colaboración con la Subdirección General de Evaluación e Inspecciones Sanitarias y Farmacéuticas del Departamento de Salud--, se inició como consecuencia de una de estas denuncias. En ella, se alertaba de que la clínica --situada en Barcelona-- estaba dirigida por un hombre que no disponía de titulación para hacer implantes capilares, por lo que provocaba resultados negativos. A pesar de eso, tanto en la página web como en los trípticos publicitarios, éste figuraba como profesional calificado con capacidad de hacer diagnósticos, tratamientos y cirugías, con 15 años de experiencia. 

Investigación sobre la actividad

Los agentes comenzaron a investigar cuál era la operativa habitual del centro y a establecer qué profesionales llevaban a cabo la actividad y con qué garantías. Según pudieron saber, era el investigado el que hacía una primera evaluación médica y, en esa misma visita, les aseguraba a los clientes que él mismo les haría la cirugía. Una vez el paciente hacía los trámites para seguir adelante con la intervención, hacía un primer ingreso como paga y señal

La policía autonómica ha podido acreditar que, en algunos casos, figuraba la firma y sello de un médico colegiado y, en otros, sólo el nombre del investigado, sin firma, sello ni número de colegiado. 

No consta como colegiado

Por otro lado, la clínica todavía constaba con el nombre del anterior propietario, a pesar de que el director actual del centro ponía de manifiesto que estaban haciendo gestiones para cambiar la titularidad. El Departamento de Salud corroboró que no se inició ningún trámite al respecto.  Los agentes también constataron que el hombre denunciado penalmente no constaba como colegiado en el Colegio de Médicos de Barcelona

Una de las prácticas fraudulentas que llevaba a cabo era la de usar de manera irregular el sello de médicos relacionados con la clínica, asociándolos con su firma. De esa manera, parecía que se trataba de su número de colegiado. Ante todas estas evidencias, el investigado ha quedado denunciado penalmente por un delito de intrusismo profesional.