Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una foto de archivo de varios jóvenes bailando en la discoteca

Denunciado un caso de homofobia en una discoteca de Mataró

El joven ha explicado en su cuenta de Twitter las burlas que padeció por parte de un grupo de hombres en la sala Classic del municipio del Maresme

3 min

Un joven ha denunciado un caso de homofobia en un local nocturno de Mataró (Barcelona). La intimidación y burlas que sufrió por parte de un grupo de hombres se produjeron la noche de este viernes en la discoteca Classic del polígono del Pla d’en Boet.

Una decena de hombres lo habrían increpado y se habrían burlado de él por su orientación sexual y su forma de expresarse, según ha relatado en su cuenta personal de Twitter. El joven ha asegurado que los encargados de seguridad de la discoteca no hicieron nada para evitarlo.

Mensajes virales y solidaridad

El joven, David, ha explicado su incidente en su cuenta personal de Twitter, con un hilo de mensajes que se han hecho virales. Según su testimonio que ha corrido por diferentes perfiles de la red social, los hombres se acercaron “mirándome, riéndose y burlándose de mi orientación sexual y de mi manera de expresarme”. Una amiga del chico se encaró a los presuntos agresores y fue entonces cuando la seguridad de la discoteca fue a separarlos.

No obstante, el chico ha sostenido que el equipo de seguridad de Classic “no hizo absolutamente nada y no habló conmigo en ningún momento”. Tan solo se limitaron a “escuchar todas las excusas del grupo y asentir cuando trataban de loca a mi amiga”, según el testimonio viral de David. El grupo de hombres fue expulsado del local, al final.

Sorpresa en la discoteca por la denuncia

Los responsables de la discoteca Classic de Mataró se han mostrado sorprendidos ante la denuncia y han asegurado que “en ningún caso toleran este tipo de actitudes en su local”. El local de ocio nocturno pertenece al grupo Cocoa.

“En nuestros locales no hemos tolerado nunca ni toleraremos estas actitudes, tenemos clientes habituales y trabajadores de todo tipo de orientación sexual y en diez añis que llevamos trabajando nunca hemos tenido ningún expediente, sanción o investigación sobre el tema”, han remarcado desde grupo Cocoa. “Falta información” sobre los hechos, según los propietarios del local, pero “lamentan los hechos y reivindican que forman parte del protocolo” para evitar este tipo de actuaciones.