Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de policía ante un dron profesional y otro recreativo / MOSSOS

Denuncian a un hombre por hacer fotografías de Barcelona con un dron durante la cuarentena

El aparato sobrevolaba de forma peligrosa el espacio aéreo del aeropuerto de El Prat y se acercaba a helipuertos de los servicios de emergencia

3 min

Los Mossos d'Esquadra han denunciado a un usuario por volar su dron recreativo a una distancia prohibida y en zonas protegidas, especialmente durante el estado de alarma. El usuario alzaba el aparato hasta los 500 metros de altura, más de cuatro veces la distancia permitida para este tipo de drones (120 metros), para hacer fotos que luego colgaba en sus redes sociales. Ha aumentado su actividad a raíz de la reclusión por el coronavirus.

La policía catalana ha destacado que, en ocasiones, este objeto incluso había alcanzado una altura superior a la permitida para algunas aeronaves tripuladas. Además, la actividad se realizó "dentro del espacio aéreo controlado por el aeropuerto de El Prat y muy cerca de helipuertos utilizados por los servicios de emergencia", con el consecuente peligro por posibles colisiones. 

Vuelos ilegales y "peligrosos"

El usuario había sido cazado hasta en 36 ocasiones realizando "vuelos ilegales" sobre la ciudad de Barcelona y su área metropolitana en las últimas semanas. Además, "el hombre usaba el dron de forma muy peligrosa", ha asegurado la policía de la Generalitat.

Aprovechó las restricciones impuestas por el estado de alarma para "intensificar notablemente" los vuelos realizados con su dron. Según la investigación de los Mossos, llevaba a cabo esta actividad "tanto de día como durante las últimas horas de la tarde e incrementaba notablemente no solo la altura, sino también la distancia".

Multas de hasta 225.000 euros

La denuncia refleja que el usuario ha incumplido diversos artículos de la ley de seguridad aérea y la policía catalana ha trasladado el escrito a la agencia estatal competente para generar el expediente sancionador. Recuerdan que los casos más graves de infracción de esta ley mediante drones recreativos pueden llegar a ser multados con hasta 225.000 euros. 

Asimismo, los Mossos recuerdan que está prohibido que los usuarios alcen cualquier tipo de dron recreativo en la ciudad de Barcelona y su área metropolitana, "independientemente del peso y la altura máxima de ascenso". En el caso de drones profesionales es necesario contar con la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea y "la coordinación con el gestor del espacio aéreo", entre otros requisitos.