Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de jabalís en un campo / EFE

Denuncia al parque de Collserola, tras ser mordida por un jabalí

Estos animales se han convertido en endémicos de las calles de Barcelona y han perdido el miedo a la presencia humana

2 min

Los jabalíes, al no tener depredadores naturales, se han convertido en una plaga que se ha extendido desde la sierra de Collserola a las diferentes montañas del área metropolitana. No obstante, Barcelona tiene unos nuevos habitantes que le han perdido el miedo a las personas e incluso se atreven a agredirlas. Este es el caso de una mujer que denunció al parque natural barcelonés tras ser mordida por este cerdo salvaje.

Maria Teresa Bagà recibió un mordisco de un jabalí en el mirador de Montbau del parque natural de Collserola, en Barcelona. El ataque del animal y asegura que estuvo “en xoc” porque “me encantan los animales y el bosque y ahora me da miedo acercarme”. Por ello ha denunciado al parque natural de Collserola porque en el mirador no hay señales que alerten de la presencia de estos cerdos salvajes.

Sobrealimentación de jabalíes

Muchas personas también les han perdido el miedo, no solo es cosa de los propios animales, y les dan de comer. Esta conducta, además de alentar a que bajen a los barrios más céntricos de Barcelona, alienta que pierdan el instinto que les hace mantenerse a una distancia prudencial del ser humano. De hecho, muchos usuarios de Collserola aseguran que se han acostumbrado a perseguir a la gente en busca de comida.

“Cada vez es más habitual tener noticia de incidentes de jabalíes con personas”, remarcan desde el cuerpo de agentes rurales de Barcelona. Estos, además, recuerdan a la población que aunque pueden ser animales afables no dejan de ser salvajes y que en una situación de riesgo pueden volverse agresivos.