Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mucha gente de forma voluntaria y solidaria está haciendo mascarillas en casa / EP

La demanda de mascarillas se dispara en marzo más de un 2000%

Las máquinas de coser se han convertido en el aliado perfecto para la creación de mascarillas caseras

2 min

Las mascarillas son un bien preciado estos días, sobre todo desde que el Gobierno advirtió que podía solicitar a todos los ciudadanos usarlas cuando saliesen a la calle. De hecho, el mes de marzo la demanda de mascarillas se ha disparado a niveles nunca antes vistos. 

Según los datos del último estudio del comparador de precios Idealo, la demanda de mascarillas ha aumentado en último mes un 2154%. Asimismo, los primeros días de confinamiento al crecimiento de la demanda se sumó también un incremento del precio. Durante los cuatro primeros días del estado de alarma el aumento del precio fue de un 700%.

Geles, gafas y pantallas de protección

Pero, tal y como subraya Idealo, a lo largo del mes de marzo los precios comenzaron a descender, tras el incremento de los primeros días, el 17,25 %. Sin embargo, la demanda de mascarillas está previsto que siga in crescendo, sobre todo si al final se decreta un uso obligatorio para toda la población. 

La demanda de geles desinfectantes también ha subido. Desde el 1 de marzo hasta el 21 ha crecido un 389%. Pero el porcentaje va a la baja debido a una rotura del stock. Esta tendencia es común en otros productos sanitarios, ya que muchos se han agotado y ya no están disponibles online. Otros productos de protección como gafas y pantallas también han experimentado un aumento del 439% en su demanda en el último mes y su precio ha aumentado levemente, un 5,6 %.

Mascarillas solidarias

Ante la elevada demanda de mascarillas y la escasa oferta, muchas personas han decidido aportar su granito de arena cosiendo mascarillas desde casa. Asimismo, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha elaborado una guía oficial que detalla los materiales más adecuados y la forma de confeccionarlas.

Así, en este contexto, la demanda de las máquinas de coser ha crecido en un 366% en marzo, pero su precio ha caído un 40%. ​