Menú Buscar
Pablo Picasso y 'Dama en el Edén Concert' / CG

Demanda a los herederos de Picasso por hacer tasaciones a ojo

Un juez resolverá la autenticidad del cuadro 'Dama en el Edén Concert', cuyo veredicto puede poner en tela de juicio un tercio de las obras que expone el museo del pintor malagueño en Barcelona

03.05.2017 00:00 h.
4 min

El cuadro de la discordia es Dama en el Edén Concert, pintado en Barcelona en 1902, en plena época azul del genio malagueño. Este cuadro, guardado en Ginebra, es propiedad en un 50% del marchante de arte y experto científico Rómulo-Antonio Tenés. Toda la documentación anexa a la pintura más los minuciosos y prestigiosos informes de las más altas instituciones pictóricas del mundo (como por ejemplo, el Instituto SIC de Suiza), avalan, según Tenés, que esa puntura es obra inequívoca de Pablo Ruiz Picasso. Sin embargo, los herederos del artista malagueño, que través de la sociedad Picasso Administración S.A. Lucrativa son los únicos homologados para autentificar la obra del pintor, afirman que esa pintura no es obra de Picasso.

Firma de Pablo Picasso en el lienzo 'Dama en el Edén Concert'

Firma de Pablo Picasso en el lienzo Dama en el Edén Concert

La sentencia de la controversia

Tras años de estudios y contraestudios, Rómulo Tenés ha recurrido a los tribunales. El juzgado de primera instancia número 61 de Madrid está a punto de resolver sobre esta cuestión.

Con independencia de la importancia puntual que va a tener esta sentencia, lo verdaderamente destacable será cómo puede afectar al prestigio del Museo Picasso de Barcelona, donde se exponen decenas de obras del autor.

Veamos. Si la sentencia concluye que Dama en el Edén Concert es obra del genio malagueño, se pondrá en tela de juicio la capacidad acreditativa de la familia que "se dedica a la creación permanente de valores ficticios", tal y como expone en su demanda el marchante Rómulo-Antonio Tenés. El demandante añade: "Los herederos de Pablo Ruiz Picasso pretenden crear, permanentemente, valor ficticio 'a ojo' en su exclusivo e ilegal beneficio económico; ello, ampliando y actualizando el contenido, ya entonces fraudulento, vertido en los volúmenes Cahiers d'Art, de Zervós, en 1932".

Picasso y su padre

Pero no sólo eso. Dos acreditadas expertas en la vida y obra de Picasso, Silvia Tarragó y Rosa Torrents, realizaron hace seis años un pormenorizado informe pericial en el que calculan que una tercera parte de la obras expuestas en el museo de Barcelona no son de Pablo Ruiz Picasso, sino de su padre, José Ruiz Blasco. Las expertas sostienen que modificó la J para, sustituirla por una P.

Ese informe llegó a la Audiencia Nacional hace seis años. El tribunal sobreseyó el asunto por un defecto formal pero no entró a valorar la tesis técnico-científica esgrimida por las expertas.

El legado de Sabartés

Además de todo ello, en pocos meses se producirá un nuevo contencioso que puede poner patas arriba el museo de Barcelona. A principios del año que viene se abre oficialmente el legajo con documentos oficiales que dejó tras su muerte el secretario de Pablo Ruiz Picasso durante 30 años. En este tiempo, Jaume Sabartés acumuló toda la documentación de la obra del artista, lo que significa que entre esos papeles aparecerán pruebas que confirmarán o desmentirán la autoría de algunas obras autentificadas por la familia.

Certificado de autenticidad del lienzo 'Dama en el Edén Concert'

Certificado de autenticidad del lienzo Dama en el Edén Concert

Rómulo-Antonio Tenés va a pedir amparo judicial para poder estar presente en el acto oficial de apertura de ese archivo que, desde la muerte de Sabartés, custodia el Ayuntamiento de Barcelona.