Menú Buscar
Grafiteros atacando el Metro de Barcelona en una acción vandálica anterior / CG

Un juez eleva a delito las pintadas de dos grafiteros en el metro de Barcelona

La sentencia, conocida el 22 de octubre, se refiere a los garabatos que, en 2015, hicieron estos ciudadanos en dos vagones

3 min

Las pintadas en los vagones del metro de Barcelona salen más caras con el nuevo Código Penal en la mano. Así, un juez ha condenado a dos grafiteros por un delito de daños en bienes de uso público por los garabatos que realizaron en el suburbano en 2015.

El juez ha dictado un año de prisión para uno de los dos grafiteros, que tendrá que pagar los 2.700 euros que le costó a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) la limpieza de los trenes y no podrá acercarse a ellos en seis meses.

Los operadores ferroviarios piden mano dura

Esta sentencia pionera y emitida el pasado 22 de octubre eleva a delito las pintadas en el metro, en lugar de considerarlas infracción administrativa o delito leve. Sin embargo, cabe recurso de ambas partes, pero la resolución va en la línea de lo que reclaman los operadores ferroviarios agrupados en el Observatorio del Civismo: que los grafitis se consideren delito y tengan penas más duras.

Grafitis en el metro de Barcelona en homenaje al grafitero fallecido Lobos

Esta decisión ha trascendido después de TMB ha anunciado que denunciará a 34 personas por pintar grafitis en un vagón de metro la madrugada de este domingo, que además agredieron a tres viajeros que les increparon por estar pintando los trenes tras activar el freno de emergencia para realizar su fechoría.

Una mujer embarazada

Una de las personas agredidas es una mujer embarazada, que fue rociada con espray. Todos huyeron, excepto uno, retenido por los vigilantes de seguridad hasta la llegada de los agentes de los Mossos d'Esquadra. El tren terminó en cocheras para su limpieza.

Por otra parte, los Mossos d'Esquadra han identificado la madrugada de este martes, sobre las dos, a una persona por presuntamente pintar grafitis en la estación Les Moreres de la L9 Sud del metro en El Prat de Llobregat (Barcelona).

Otra denuncia

Los vigilantes de seguridad del metro han tenido que intervenir inicialmente después de que cinco individuos accedieran a la estación para pintar y uno de los vigilantes ha conseguido retener a uno de los intrusos y lo han puesto a disposición de los Mossos para su identificación. TMB lo denunciará administrativamente por infracciones como forzar una salida de emergencia y las puertas de cristal que en la L9 dan acceso al andén.

Cabe recordar que el problema de la proliferación de ataques de grafiteros en el metro de Barcelona no es nuevo. El pasado 28 de junio, los empleados del suburbano se concentraron ante el Ayuntamiento de Barcelona para denunciar "agresiones, amenazas y un aumento de la violencia" por parte de los vándalos. En paralelo, sus compañeros realizaron dos paros en el servicio, uno por la mañana y otro por la tarde.