Menú Buscar
Reciclaje, una gran herramienta para lograr un hogar cada vez más sostenible / PIXABAY

El decálogo para conseguir un hogar cada vez más sostenible

Conservar bien los alimentos para evitar tener que tirarlos a la basura y el reciclaje son básicos para lograr una vida sostenible

5 min

La sostenibilidad está de moda en el mundo. Pero no es una moda pasajera, sino que cada vez más gente se percata de que debe poner su granito de arena para tratar de conservar el medio ambiente. Ikea quiere contribuir a que los hogares españoles sean cada vez más sostenibles. Y lo hace poniendo su el punto de mira en el desperdicio de alimentos, ya que cerca de un tercio de los alimentos cosechados en el mundo se desperdicia, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación. Esto quiere decir que se tiran 1.300 millones de toneladas de alimentos al año. Y según estudios de la compañía, la mala conservación de los alimentos frescos que se compran o una vez cocinados es uno de los principales motivos por los que la comida acaba en la basura

Otro aspecto fundamental en la sostenibilidad de los hogares es el reciclaje, aunque los para los españoles la gran barrera es “la falta de espacio”. Así, aunque el 80 % de los encuestados dice "estar concienciado con el uso de la energía, el agua y la separación de residuos para ahorrar tiempo y dinero", todavía el 34 % sigue sin separar residuos por falta de espacio y lo que más reciclan son papel y cartón (84 %).

Recomendaciones

En este contexto, Ikea está compartiendo consejos e ideas para inspirar y facilitar a la sociedad a vivir una vida más sostenible y saludable en el hogar. Se trata de recomendaciones sobre cómo conservar y almacenar de forma adecuada los alimentos, ya sean cocinados o frescos, aprovechar las sobras para realizar nuevos platos y reciclar mejor en el hogar con contenedores adaptados a las necesidades del espacio:

Lista de la compra / PIXABAY

Lista de la compra / PIXABAY

  1. Haz la lista de la compra para evitar comprar cosas que ya tienes en casa o cosas que no necesitas.
  2. Si en lugar de hacer una gran compra al mes, vas a la compra varias veces a la semana a medida que necesites los diferentes ingredientes, conseguirás que no se estropee tanto la comida. Además, llevar tu propio carrito, te limitará por un tema de espacio y peso, y comprarás las cosas que realmente necesites.
  3. Para organizar mejor la compra de productos secos, cuando llegues a casa sácala de los embalajes y guárdalo en botes de cristal. Verás mejor qué hay en su interior y además se conservarán durante más tiempo. Eso sí, ¡que sea en botes con tapa!
  4. Prepara la comida para toda la semana y guarda las sobras en el congelador para más adelante.
  5. Las tarteras y recipientes para guardar la comida son una buena manera de mantener frescos los alimentos para que duren más y en buenas condiciones. Tirarás menos comida a la basura, ahorrarás dinero y evitarás malgastar recursos naturales tan valiosos.
  6. No olvides etiquetar todo lo que quieras conservar, así podrás saber qué hay en cada recipiente, además de poner la fecha en la cual lo has comprado o cocinado, para evitar que se te olvide y se ponga malo.
  7. Combina las sobras y crea nuevas recetas. Aun cuando no tengas sobras suficientes para una ración entera, puedes utilizarlas: corta en trozos muy finos tus restos de carne, frutas y verduras y utilízalos como aderezos para sopas y ensaladas. La cena de ayer, puede convertirse en la comida de hoy.
  8. Si al poner la mesa utilizamos platos y boles grandes, tu familia o tus invitados se servirán más cantidad de comida que en muchas ocasiones no podrán acabar y terminará en la basura. Mejor usar recipientes más pequeños y quien quiera repetir siempre tendrá la oportunidad.
  9. Otro paso fundamental para el respeto y cuidado del medio ambiente es el reciclaje. Lo ideal es disponer de un cubo para cada tipo de residuo: los más grandes estarán destinados a los envases (aunque te recomendamos que los pliegues en la medida de lo posible para optimizar el espacio) o las botellas, mientras que los pequeños se queden destinados a lo menos común o a las sobras de orgánico.
  10. Pero el reciclaje no es sólo cosa de grandes espacios. Incluso si únicamente tienes hueco para un cubo puedes hacerlo utilizando separadores dentro de él. Otra alternativa flexible con el espacio es colgar varias bolsas de tela en la pared.