Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Disturbios en Barcelona tras la manifestación de apoyo a Pablo Hasél / PABLO MIRANZO

Colau cifra en 70.000 euros los daños en los disturbios por Hasél

La alcaldesa de Barcelona defiende la libertad de expresión aunque subraya que "la violencia no es el camino"

3 min

Unos 70.000 euros. Este ha sido el coste de los daños tras los disturbios de la pasada noche en Barcelona, durante la protesta por la detención de Pablo Hasél este martes. Según ha informado la alcaldesa, Ada Colau, los violentos quemaron cerca de 50 contenedores en la capital catalana.

Disturbios en Barcelona tras la manifestación de apoyo a Pablo Hasél / PABLO MIRANZO
Disturbios en Barcelona tras la manifestación de apoyo a Pablo Hasél / PABLO MIRANZO - CRÓNICA GLOBAL

En una entrevista en RAC1, Colau ha admitido que "el encarcelamiento" del rapero "causa indignación, pero que la violencia no es el camino". Todo ello, después de una jornada de protestas en varios municipios del territorio que se saldó con 33 heridos y 14 detenidos. Entre ellos, atacantes de la comisaría de los Mossos d'Esquadra en Vic, de la que destrozaron cristales y mobiliario.

Disturbios "injustificados"

"Ayer conocimos una noticia que causa indignación, pero la violencia no es el camino. Los disturbios no servirán para que [el rapero] salga de la cárcel y son totalmente injustificados. Esperamos que no se repitan", ha manifestado la edil.

Los mossos detienen a Pablo Hasél, que alza el puño / RAMÓN GABRIEL - EFE
Los mossos detienen a Pablo Hasél, que alza el puño / RAMÓN GABRIEL - EFE

Colau ha subrayado que "manifestarse no es un problema", aunque ha reclamado "que no se recurra a la quema de contenedores, que no resuelve nada, y menos en un contexto de crisis".

Retirada de contenedores

La alcaldesa también ha revelado que operarios municipales retiraron un centenar de contenedores antes de la protesta --convocada para las siete de la tarde-- "porque los Mossos avisaron de que había cierto riesgo".

"Es muy grave lo que pasó y se debería arreglar políticamente de manera rápida. Lo está pidiendo Amnistía Internacional y el mundo de la cultura. Va más allá de Hasél, porque es una cuestión de libertad de expresión. Son hechos graves y más en un contexto de pandemia y de malestar social", ha insistido Colau.