Menú Buscar
Cuevas de la Espluga / UNSPLASH

Así son las Cuevas de la Espluga: un plan para toda la familia

La formación geológica de Espluga de Francolí es una de las opciones más atractivas para conocer el pasado prehistórico

Juan Antonio Marín
3 min

Las Cuevas de la Espluga están constituidas por las cavidades de la Cueva de la Villa y la Cueva de la Font Major. Este fenómeno geológico ha alcanzado la calificación de 'gran cavidad' gracias a los más de 3.600 de metros explorados desde el año de 1956. Desde tiempos recónditos, las dos galerías formaban una única cueva, que curiosamente atraviesa el casco urbano de Espluga de Francolí.

Tras varios estudios y hallazgos se descubrió que la cueva había estado habitada por humanos, correspondientes a la época del Paleolítico Medio. Los habitantes primigenios de la localidad están directamente relacionados con la ocupación de ambas cavidades. Hoy en día, se ha convertido en una de las mejores alternativas para descubrir en familia, un poco más la prehistoria.

600 metros de recorrido

La visita a estas cuevas cuenta con una serie de actividades, que tienen como objetivo conocer cómo vivían aquellas tribus primigenias o como se distribuye la cueva, entre muchas otras cosas. El viaje por la formación geológica cuenta con un total de 600 metros de recorrido, en el que los participantes irán acompañados de una arqueóloga virtual, que les mostrará la cueva en su máximo apogeo.

Durante los 75 minutos que dura la visita, se podrá contemplar la evolución del ser humano, ya que ambas cuevas fueron ocupadas en el Paleolítico, Neolítico y Edad de los Metales. En 1957 se encontraron seis piezas de posible procedencia francesa, que datarían de los siglos IX- VIII antes de Cristo. Al encontrarse todos elementos juntos, podría tratarse de una ofrenda a las personas fallecidas.

Información adicional para la visita

Las Cuevas de La Espluga están acondicionadas para recibir a personas con silla de ruedas o niños con algún tipo de vehículo. Al tratarse de una cueva, la actividad no es recomendable a aquellas personas que sufren claustrofobia. Los videos y fotografías están prohibidos durante el transcurso de la visita guiada.

La temperatura es un factor a tener en cuenta. Se encuentra entre los 14 y los 17 grados, siendo superior al 90% el grado de humedad. Es recomendable llevar chaqueta en los meses de verano. La visita es gratuita para los niños de hasta 8 años.

Destacadas en Vida