Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un operario trabaja en la campaña de control de plagas en Huelva capital / EUROPA PRESS

Cuatro ratas por cada 10 habitantes: las plagas en España

Las cucarachas se suman a la proliferación de roedores, dos especies que ya suponen un problema todo el año por el aumento de temperaturas

3 min

España cuenta con 19,57 millones de ratas en todo su territorio. Son una plaga y la cifras indican que viven cuatro roedores por cada 10 habitantes, según el estudio publicado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). Los investigadores han analizado las plagas que existen en los 900 kilómetros de alcantarillas de la capital catalana, tanto la red visible como la no visitable.

Los resultados de este análisis han servicio para realizar una aproximación a las cloacas del resto de país, que tienen una longitud de 165.000 kilómetros. De esta forma, se llega a la proporción estimada de uno de los principales problemas de convivencia en el territorio peninsular, especialmente en el norte, el centro y el oeste.

Cucarachas, la principal molestia

Las ratas son muy molestas, pero no son el principal problema en forma de plaga. “Las cucarachas son las reinas”, señalan los responsables del estudio. Es el primer motivo de queja y el “principal enemigo” al que se intenta eliminar. Además, el incremento de las temperaturas fruto del cambio climático ha propiciado que su presencia en los domicilios particulares y establecimientos pasara de ser circunstancial (en verano) a estar presentes en cualquier época del año.

Las dos variedades predominantes son la cucaracha americana, sobre todo en el sur y en el este gracias al calor y la humedad, y la germánica en el resto de la Península. Esta última suele está presente en la cocina y se esconde en “cavidades de las paredes, los motores de los electrodomésticos, armarios de cocina y contenedores de la basura”. En cuanto a la primera especie, de mayor dimensión, es “la reina del alcantarillado, aunque ya el va cogiendo el gusto a las casas particulares, bares y restaurantes”.

Plagas perennes

Entre abril y octubre, los meses de mayor bonanza en el territorio, aparecen otras plagas igual de molestas. Estas sí que son estacionales. Si los exterminadores no son capaces de eliminarlas, las temperaturas frías terminarán su trabajo.

Se trata de molestias como las termitas en el norte y el este del país; la avispa asiática en el norte, especialmente en Galicia; y las moscas y mosquitos en el sur y zonas pantanosas. Otro de los problemas que han proliferado es la presencia de la oruga procesionaria, que es una plaga en Aragón.