Menú Buscar
Un coche de los Mossos d'Esquadra, policía que detuvo a los autores de estafar 500.000€/ EFE

Cuatro detenidos por estafar 500.000 euros usando datos de terceros

La banda consiguió suplantar las identidades con documentos que robó un extrajabador de un concesionario, que formaba parte del entramado criminal

3 min

Cuatro personas han sido detenidas por planear estafas de unos 500.000 euros desde 2017. Los presuntos estafadores adquirían coches con la correspondiente gestión y atribución fraudulenta de créditos al consumo. Además de las detenciones, los Mossos d'Esquadra han denunciado a tres personas más implicadas en el caso. 

A los sospechosos, de entre 33 y 49 años, se les atribuyen delitos de estafa continuada agravada, falsedad documental, usurpación de estado civil y pertenencia a la red criminal. Los detenidos realizaron presuntamente 40 hechos delictivos que les permitieron conseguir más de 350.000€ e intentar obtener otros 150.000€

Distintas denuncias

La investigación empezó en mayo de 2018 a partir del estudio de distintas denuncias. Ante esa situación, la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos de Sabadell comenzó a explorar los hechos. A partir de ahí, otros equipos de la misma división en Cervera (Lleida), Granollers y Sant Boi de Llobregat (Barcelona) detectaron una estafa: Una persona había usado la identidad de un tercero para realizar la compra de un vehículo o la solicitud de un préstamo mediante un crédito al consumo.  

El DIC se dio cuenta que había distintos pagos fraudulentos a nombre de terceros que tenía en un común una cosa: habían adquirido un coche en un concesionario de la comarca de la Anoia (Barcelona). En ese recinto había trabajado el cerebro del grupo, que tenía acceso a los datos de todas estas personas. 

Un 'modus operandi'

Las indagaciones determinaron que la banda de estafadores seguía un mismo 'modus operandi', que consistía en suplantar la identidad de los antiguos clientes usando documentos oficiales y facturas de suministros. Una vez comprado el vehículo, lo revendían mediante un intermediario principalmente a Francia, y también se detectó que el sospechoso de liderar la trama había contratado tarjetas bancarias de crédito a nombre de las víctimas con las que compró en establecimientos y sacó dinero en efectivo.

El Juzgado de Instrucción 1 de Cervera decretó el ingreso a prisión de dos detenidos y la libertad con cargos con fianza para los otros dos arrestados.