Menú Buscar
Imagen de un registro policial / GUARDIA CIVIL

Golpe al narcotráfico: nueve detenidos y 300 kilos de marihuana incautados en Aragón y Cataluña

La operación policial de la Guardia Civil desarticula una banda criminal organizada que cultivaba esta droga en Girona, Teruel y Zaragoza

2 min

Una operación policial ha asestado un nuevo golpe al narcotráfico en España. La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al cultivo y la distribución de marihuana desde las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña. Han detenido a nueve personas en relación a este caso y ha decomisado 322 plantas de cannabis gracias a varios registros. 

Sobre los arrestados recaen acusaciones de varios delitos: tráfico de drogas --tipificado dentro de los delitos contra la salud pública--, pertenencia a grupo criminal y defraudación del fluido eléctrico. 

Investigación de 10 meses

La operación de la Guardia Civil es el culmen de una investigación que comenzó cerca de 10 meses antes, en agosto de 2020, al localizar un inmueble en Torrijo del Campo (Teruel) en el que se habría iniciado el cultivo ilegal de marihuana. La investigación determinó la identidad de las personas implicadas y su coordinación con otras que residían en las provincias de Zaragoza y Girona, para llevar a cabo la distribución de la droga

Los agentes del instituto armado realizaron siete registros entre el 22 y 23 de junio, tanto en el municipio turolense como en las localidades zaragozanas de Longares y Jaulín, en las gerundenses de Llagostera, Caldes de Malavella y Girona. Cinco de estas entradas descubrieron avanzadas instalaciones y productos para el cultivo de marihuana, así como 11.900 euros en efectivo. 

Encarcelados

Los detenidos son seis hombres y tres mujeres, todos de nacionalidad española, que han sido enviados al Centro Penitenciario de Teruel por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Calamocha. 

En la operación han participado agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Casetas, UOPJ de Teruel, seguridad ciudadana de Calamocha y Teruel, con la colaboración de efectivos de Policía Judicial de Girona y Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Barcelona.