Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del Ayuntamiento de Barcelona / EUROPA PRESS

CSIF intenta frenar la externalización de la Banda Municipal de Barcelona

En un escrito dirigido a la alcaldesa Ada Colau, el sindicato solicita que se funcionarice al personal y que se proteja a la institución centenaria

2 min

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha enviado este viernes un escrito dirigido a la alcaldesa de Barcelona Ada Colau para mostrar su rechazo por la intención del consistorio de externalizar la Banda Municipal de Barcelona al Auditorio del Consorcio y la Orquesta.

“Consideramos que no tiene ningún sentido que, en un momento en el que el Ayuntamiento de Barcelona se vanagloria de internalizar los servicios que están privatizados, se pretenda hacer lo contrario con la Banda”, recoge la queja.

Solicitan la funcionarización

El sindicato denuncia que más del 90% de la plantilla está formada por personal laboral y el Ayuntamiento se niega “en rotundo” a funcionalizarla, pese a las reiteradas peticiones de CSIF. “Esta pretensión municipal no hará otra cosa que crear inquietud e inseguridad a los profesores de la Banda”.

Por eso, reclaman a la alcaldesa que de un paso atrás en su pretensión de externalizar al personal y solicitan que comience un proceso de funcionarización que otorgue una mayor estabilidad a la institución y a sus trabajadores y que cubra las plazas que actualmente están ocupadas por sustitutos.

Solicitan una mayor protección

En el escrito dirigido a la alcaldesa, CSIF denuncia la falta de protección por parte del consistorio hacia “una institución de ciento treinta y seis años de historia y que siempre ha sido un referente cultural de la ciudad, así como un símbolo de identidad, sobre todo, durante la dictadura” .

Por eso, no entienden que en este momento el consistorio se plantee una subrogación de los trabajadores a un Consorcio, que se deriva a una pseudoempresa privada, “en la que desde su gerencia se vanaglorian de no tener ninguna obligación de cumplir con el Convenio del Ayuntamiento de Barcelona”. CSIF interpreta este movimiento del ayuntamiento como un intento de “quitarse de encima a la Banda”.