Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y el candidato en las elecciones del 14F, Carlos Carrizosa / CIUDADANOS

Cs trata de frenar el 'efecto Illa' sacando pecho contra el nacionalismo

El partido naranja tira de dos fundadores para reivindicar su papel contra el independentismo en Cataluña y alerta contra un posible 'tripartit', integrado por ERC, PSC y comuns

3 min

Ciudadanos se reivindica como azote del nacionalismo catalán para tratar de amortiguar el llamado efecto Illa, y es que las encuestas auguran un abultado resultado del PSC frente a la formación naranja. Para ello, el partido de Inés Arrimadas ha tirado este sábado de dos de sus fundadores, Feliz de Azúa y Francesc de Carreras, para sacar pecho contra el independentismo y recordar que allá por 2006 nacieron como un movimiento "valiente" para plantar cara al "secesionismo".

En esta línea se ha pronunciado al candidato al 14F, Carlos Carrizosa, que ha centrado gran parte de su intervención a cargar contra el PSC, alertando contra un futurible tripartit --entre estos, ERC y comuns--: "Vamos a entrar en un bucle eterno, los socialistas nos van a meter allí. El PSOE dice que hay que pactar, pero siempre con los del mismo lado. La solución para frenar la espiral del nacionalismo en Cataluña no se encuentra en continuar con lo mismo, sino en ganarles", ha señalado.

Carrizosa alerta contra un nuevo 'tripartit'

La promesa de Cs para distanciarse de los socialistas es "alinearse con el constitucionanislismo". Vinculan así al PSC con los republicanos, y aseguran que en caso de quedar por delante en las urnas, llevarán "de la oreja" a Illa a pactar un cambio. "Lo podremos hacer si los catalanes se movilizan", se ha comprometido el candidato naranja. 

También Arrimadas ha seguido su estela, sirviéndose del concepto acuñado por Elisabeth Noelle-Neumann, "Ciudadanos ha roto la espiral del silencio en Cataluña. El independentismo está muy nervioso, han tenido que sacar a los presos porque ven probable perder el Gobierno de la Generalitat", ha manifestado.

Cs, contra Illa

El estira-i-arronsa con los socialistas no ha quedado ahí. La presidenta de Cs ha subido la apuesta de Illa, que prometió bajarse el sueldo un 30% si llega al Govern, y ha sugerido retirar la paga vitalicia a los expresidentes catalanes.

Arrimadas también ha alertado frente a un hipotético Ejecutivo a tres bandas tras los comicios, al recordar la elevada deuda catalana tras la gestión de los dos tripartitos, y ha sacado a pasear la "presunta corrupción" del PSC, por el caso del Consell Esportiu de L'Hospitalet, tal y como hizo la pasada jornada el líder republicano, Oriol Junqueras.