Menú Buscar
Imagen del Hospital Josep Trueta de Girona, cuyos profesionales denuncian que no hay suficientes anestesiólogos para atender a la población / CG

Crisis en el Hospital Josep Trueta de Girona por falta de anestesiólogos

Metges de Catalunya alerta de las consecuencias de la reducción en casi un tercio de los profesionales que deben atender a más de 840.000 personas

28.09.2018 13:38 h.
5 min

Los profesionales del Hospital Josep Trueta de Girona han encendido las alarmas por la falta de especialistas en anestesiología que trabajan en el centro de referencia para el nordeste catalán. El sindicato sectorial, Metges de Catalunya (MC), ha advertido de las consecuencias que tiene la reducción de casi un tercio de la plantilla que se dedica a este fin.

Tildan de “alarmante” la situación con la que se encuentran los trabajadores que deben atender a una población de más de 840.000 personas. Los médicos explican que se ha llegado a esta decisión por la decisión de la dirección del centro de no cubrir las vacantes de los especialistas que piden una baja.

Salida de anestesiólogos

Según la denuncia de sindicato, desde finales de 2017 un total de ocho anestesiólogos “han causado baja por diferentes motivos”. Algunos han dejado el centro para incorporarse a otro hospital, otros han sufrido enfermedades y también ha habido maternidades. En lugar de preparar un relevo, los médicos se quejan de que la cúpula del Josep Trueta ha intentado solventar las vacantes con una programación de turnos más intensa.

Pero el anuncio de que otros dos anestesiólogos abandonarían el centro en los próximos meses ha dado la puntilla a este plan. El sindicato afirma que la “precariedad de efectivos” actual ya es insostenible, por lo que no se pueden permitir bajar de los 33 a los 23 profesionales del departamento.

Capacidad de respuesta del hospital

La delegada de MC al Trueta, Núria Estanyol, reconoce que la falta de recursos humanos pone en duda la capacidad de respuesta del hospital. Ya está contra las cuerdas la programación quirúrgica ordinaria y la llamada atención de urgencias quirúrgicas diferidas. Es decir, en las que existe una mínima programación porque no son vitales ni prioritarias. Ni menciona qué respuesta pueden dar a las emergencias verdaderas.

“La sobrecarga de trabajo por los anestesiólogos empieza a ser extenuante”, indica Estanyol, “no podemos asumir la actividad que hacíamos cuando la plantilla estaba completa”. Hecho que empeorará cuando se consume la salida de los otros dos médicos especialista.

Incremento de las listas de espera

Para la representante de MC, el déficit de anestesiólogos “comporta una reducción del número de intervenciones quirúrgicas programadas” y al consiguiente “incremento de las listas de espera” en el Trueta. También implica un incremento notable de las guardias asignadas a cada uno de los facultativos “con la consiguiente fatiga laboral”.

El sindicato ya ha elevado su queja a la Junta de Personal y ala dirección del Hospital Josep Trueta. Exige un cambio de signo en la cúpula del centro sanitario para que se apruebe la “cobertura urgente” de las plazas vacantes.

Problema en la Atención Primaria

Estanyol advierte de que “no existen soluciones mágicas” ante la falta de profesionales de esta especialidad en el hospital. “Necesitamos atraer médicos y cuidar los que ya forman parte del equipo”. Sentencia que esa es la única solución que beneficia “tanto a los profesionales como a los pacientes” que deben ser atendidos en la demarcación de Girona.

Otras fuentes del sindicato de médicos catalán indican que la situación del centro gerundense es la más alarmante, aunque afirman que la amortización de las plazas vacantes de Atención Primaria es una tendencia habitual entre los directores de centros públicos. Respondería a una cuestión económica, aunque de forma oficial, al ser considerado un sector prioritario de la función pública no tienen ningún coto de los diferentes gobiernos para cubrir las bajas. Otra cuestión es que dispongan de los recursos necesarios para hacerlos.