Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cigarrillo encendido

La crisis del COVID-19 y los fumadores

Los hábitos en el consumo de tabaco se están viendo afectados también por la pandemia mundial del coronavirus

6 min

Son numerosos los sectores que se han visto afectados por la situación sanitaria que todavía a día de hoy seguimos viviendo con mucha intensidad no solo en Barcelona, sino también en el resto de España. Así lo demuestran los toques de queda que han acabado por decretarse en casi todo el país para frenar una segunda ola que está siendo devastadora.

Uno de los ámbitos en los que ha repercutido esta crisis ha sido el del tabaco. En el primer confinamiento, por suerte para los fumadores, los estancos permanecieron abiertos. Llamaba la atención no ver a nadie en las calles y, sin embargo, contemplar las largas que en ellos se formaban.

Esta situación poco a poco empezó a cambiar. Aunque no de forma drástica, si lo está haciendo paulatinamente. Una clara muestra de ello reside en la encuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud en el pasado mes de mayo. En plena primera ola ya se evidenció un cambio de la tendencia por parte de los fumadores. Para entenderlo vamos a profundizar en varios datos de lo más interesantes que se recogieron en el informe final de Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento.

Menos fumadores

La OMS preguntó a ciudadanos que consumían tabaco día tras día, en mayor o menor grado, desde un par de cigarrillos hasta una caja entera e incluso más. En ambos casos el confinamiento les ha afectado positivamente. ¿A qué nos referimos? Básicamente a que un 6,73 por ciento de los ciudadanos encuestados han desistido de sus deseos de fumar.

Se trata del mejor resultado posible, aunque también es valorable otro a tener en cuenta: un 5,98 por ciento lograron disminuir el consumo efectuado. Conviene destacar el hecho de que ambas mejorías son palpables sobre todo en ciertos tipos de habitantes de nuestro país. Una clara muestra de ello son los estudiantes, así como los afectados por los ERTE y, por supuesto, los ciudadanos que en ese momento del confinamiento se encontraban en paro. Precisamente a raíz de haber mencionado este aspecto llega el momento de abordar el primero de los motivos de este cambio de tendencia.

Factor económico y de salud

En el anterior párrafo se evidencia que la economía personal ha sido crucial para que tantas personas hayan optado por dejar de fumar o, como mínimo, reducir el consumo. Se trata de un producto que no es en absoluto asequible, todo lo contrario. La cajetilla típica es en pleno 2020 mucho más cara que hace diez años, muy por encima de la inflación. El COVID-19 ha traído consigo un duro revés económico para multitud de ciudadanos de nuestro país. De hecho, a día de hoy todavía hay personas con dificultades para cobrar el ERTE que le aplicó su propia empresa. ¿Cómo pagar las cajetillas de tabaco si a duras penas es posible llegar a final de mes? Ante una situación de este calibre no queda otro remedio que empezar a poner fin a una adicción que no solo daña el bolsillo, sino también la salud.

Así es como, muchos que antes no le daban a su bienestar la importancia merecida, ahora sí lo hagan. Tener conocidos que han sufrido las consecuencias de este virus, así como familiares y demás seres queridos, se traduce en un drástico cambio de mentalidad. De hecho, dificultades respiratorias como las ocasionadas por un consumo habitual de tabaco, son las causantes de algunas de las complicaciones severas derivadas del Coronavirus, así como la diabetes o la hipertensión, entre otras. Se ha hecho aún más generalizada la concienciación por aumentar al máximo la esperanza de vida, y no es de extrañar que los fumadores estén en busca de métodos realmente efectivos para decir adiós a esta dañina adicción.

El mejor método para dejar de fumar

Afortunadamente a día de hoy existen varias disciplinas que, en caso de aplicarlas a rajatabla, proporcionan resultados sobresalientes. Un claro ejemplo es el de la Hipnosis Clínica Despiert. Jorge Masó es uno de los principales especialistas en España, con más de 30 años de experiencia. La dilatada trayectoria que tiene a sus espaldas le avala como experto. De hecho, la eficacia de este método para dejar de fumar supera el 90% de los casos.

Poco a poco va en aumento la cifra de ciudadanos que se apuntan a una de sus sesiones desde la web https://metodojorgemaso.es, se someten a un tratamiento completamente natural y sin efectos secundarios.

Las charlas que imparte Jorge Masó han acabado siendo fructíferas. Paulatinamente se ha incrementado el interés por los métodos más efectivos, para mejorar el bienestar de las personas y ahorrar una considerable suma de dinero a final de año.

--

Contenido patrocinado