Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un cartel con el lema "Bienvenidos refugiados" detrás de una valla / PIXABAY

La crisis del coronavirus modifica la percepción respecto a los refugiados

Pese a que cada vez hay más gente a favor de acoger a los desplazados forzosos, también aumentan los que apuestan por reforzar las fronteras

Felipe Valenzuela
3 min

Siete de cada diez ciudadanos del mundo está a favor de acoger refugiados procedentes de otros países, según datos de Ipsos. La cifra ha aumentado en el último año, puesto que en 2019 eran seis de cada diez. Sin embargo, la irrupción del SARS-CoV-2 ha incrementado el interés de la ciudadanía por fortalecer las fronteras. El 49% de la población global considera que las estas deberían estar más cerradas de lo que estaban antes de la pandemia.

En España, el 79% de la población cree en el derecho a buscar refugio, uno de los porcentajes mayores a nivel mundial, solo por detrás de Suecia (81%) y Países Bajos (80%). Y únicamente un 35% ve necesario incrementar el control fronterizo.

De 40 a 80 millones

Según un informe de Statista con datos de Acnur (la agencia de la ONU para los refugiados), el número de personas desplazadas de forma forzosa se ha duplicado desde 2012, año en el que la cifra era de 42,7 millones. En 2019, se alcanzaron los 79,5 millones de refugiados.

Al menos el 1% de la población global se ha visto obligada a desplazarse por persecución, violencia, guerra o violaciones de los derechos humanos. Aun así, solo cuatro de cada diez piensa que los que han llegado han conseguido integrarse del todo.

El paso del coronavirus

Ipsos también destaca que el paso de la pandemia ha afectado a la percepción social sobre los refugiados. Así, tras la aparición del coronavirus, el 38% de los ciudadanos globales cree que se debería invertir menos tiempo y recursos en atender a los refugiados.

En cambio, el 13% piensa que se debería aumentar los recursos y el 34% piensa que se debería mantener el mismo nivel de atención.

España no quiere cerrar fronteras

En España, el 35% de los ciudadanos está de acuerdo en cerrar completamente las fronteras a los refugiados. Mientras que un 56% está en contra. Por otra parte, la mitad de los españoles (52%) creen que la mayoría de los refugiados no lo son en realidad, ya que piensan que vienen por razones económicas o para “aprovecharse de los servicios de bienestar”.

En relación al presupuesto que el Gobierno destina a este colectivo, solo un 12% piensa que se debería aumentar los recursos mientras que un 43% está a favor de disminuir el gasto. No obstante, un 31% cree que se debería mantener el mismo presupuesto previsto antes de la crisis del coronavirus.