Menú Buscar
Cápsulas de criogenización / CECRYON

Criogenizarse para curarse o revivir en el futuro será posible pronto

Una empresa de Valencia ofrece el servicio de criogenización para personas fallecidas recientemente o que estén cerca de fenecer

31.10.2018 18:15 h.
3 min

El mito de que Walt Disney se conserva criogenizado hasta que la ciencia dé con una cura que prolongue su vida no es cierto, pero a partir de ahora este caso podría darse. Una compañía valenciana será la primera en Europa que ofrezca servicios de criogenización tanto para personas vivas como para las que hayan fallecido pocas horas atrás. 

El objetivo es lograr que este proceso prolongue la vida de personas que estén próximas a morir o ya fenecidas hasta que la ciencia halle una solución para devolverles la salud. O, en el segundo supuesto, a la vida. Cecryon, como se llama la compañía, empleará la misma técnica usada para preservar embriones.

Esperar a -200 ºC

Para conservar los cuerpos, la empresa solicita a sus familiares o personas cercanas que avisen cuando el cliente se encuentre próximo a la muerte o cuanto antes si ésta ya ha sucedido. Posteriormente a esto, se activaría el dispositivo por el que la compañía procedería a la criogenización con nitrógeno líquido.

El proceso incluye también la sustitución de la sangre por un gel que impediría la formación de hielo. De esta forma se evitaría la muerte celular, así como problemas cerebrovasculares. Desde la compañía afirman que es algo posible y no una simple idea de ciencia ficción.

¿Quién puede acceder a estos servicios?

No existe restricción alguna más allá del poder adquisitivo del contratante, puesto que deberá abonar cerca de 200.000 euros para contratar los servicios de esta empresa. A cambio podría obtener una vida más longeva una vez que la ciencia haya avanzado todo lo necesario.

Los servicios de Cecryon incluyen la criogenización del paciente, su almacenamiento en el centro que abrirán próximamente en Valencia y la posterior reintegración en la sociedad y traslado adonde sea necesario. Todo aquel que quiera congelarse para no morir cualquier día sin más remedio podrá hacerlo desde finales de 2018.