Menú Buscar
Vistas del pantano de Susqueda, donde tuvo lugar un doble crimen en 2017

Crimen de Susqueda: nada nuevo tras la declaración de la mujer del presunto asesino

Nancy L., que viajó a Colombia después de los hechos, declara que jamás ha recibido amenazas de Jordi M. ni ha sentido miedo

4 min

Las investigaciones sobre el doble crimen de Susqueda siguen su curso. Pero la versión de Nancy L., la mujer del presunto asesino, Jordi M., poca luz aporta al caso. Este miércoles ha declarado en el juzgado instructor y se ha limitado a negar que hubiera recibido amenazas por parte de su marido o que tuviera miedo de él.

L. viajó a Colombia una semana después del doble crimen de Susqueda, y ha regresado a España para testificar ante el juez. También lo ha hecho su hija. Aprovechará la visita para desplazarse el 7 de julio hasta la cárcel donde se encuentra el presunto asesino.

Versiones "cuadradas"

La representante de la acusación particular que ejercen los padres de las víctimas del doble crimen de Susqueda, Maria Monguilod, ha manifestado tras las declaraciones que la mujer le ha dado "una coartada absoluta" a Jordi M.. Según Monguilod, Nancy L. "no se ha salido del guion" y ha detallado que tanto su versión de los hechos como la su hija han sido "cuadradas", con los mismos detalles y palabras.

En cambio, "cuando se les ha apretado un poco, no recordaban", ha añadido la letrada, quien únicamente ha apreciado una contradicción cuando L. ha desmentido que, en la visita que hizo junto a su marido al pantano de Susqueda tras la comisión de los crímenes, se hubiese quedado sola, como aseguró él.

Una plantación de marihuana

"Ella dice que, en esas dos horas, estaba a una distancia de unos veinte o veinticinco metros de su marido y que en todo momento se podían ver", ha relatado Monguilod. La mujer ha declarado también a preguntas de la Fiscalía que percibe en Colombia la pensión de su marido, que asciende a unos 900 euros, y que retira mensualmente unos 700 euros para sus gastos de manutención y los de su hija.

Por otra parte, L. ha reconocido que sabía que Jordi M. cuidaba junto a su hijo una plantación de marihuana en la zona. Es más, tenía previsto viajar para reunirse con ella cuando hubiese recogido la cosecha.

La defensa, indignada

Respecto a una conversación que mantuvo con su marido antes de la detención a través de internet, la mujer ha señalado que éste la invitó en caso de que la interrogara la policía a que explicase "lo que sabía" del caso sin ocultar nada, según ha explicado Salellas, quien ha asegurado que ella sabía que Jordi M. había asesinado a su anterior esposa.

El abogado de L. Benet Salellas, ha justificado la presencia de la mujer en Colombia desde poco después de los crímenes en la distancia con su hija, que reside en aquel país y que mantiene una mala relación con el hijo de Jordi M.. Salellas, quien ha puntualizado que Nancy L. regresará próximamente a Colombia, se ha declarado "un poco indignado" porque el juzgado, después de más de cuatro meses de Jordi M. en prisión, "las únicas diligencias que ha practicado son estas declaraciones de hoy, que no tienen relevancia".