Menú Buscar
El crimen de Susqueda se complica: Jordi Magentí pide el "habeas corpus"

El crimen de Susqueda se complica: Jordi Magentí pide el "habeas corpus"

El presunto autor del doble asesinato reclama pasar a disposición judicial porque lleva más de tres días detenido

5 min

Seis meses han pasado desde el doble crimen de Susqueda, donde Paula y Marc fueron asesinados en extrañas circunstancias. Se barajaron muchas hipótesis y los investigadores escrutaron al detalle el entorno de las víctimas para conocer todos los posibles móviles del crimen. Medio año después la policía asegura que "no tiene dudas" de que el culpable es Jordi Magentí, pero éste niega los hechos y ha solicitado el "habeas corpus" al haber superado el periodo máximo de detención de 72 horas que establece la ley.

Cuando trascendió la noticia de que Magentí era el principal sospechoso de haber asesinado a la joven pareja durante ese caluroso día de agosto, saltaron inmediatamente las alarmas. El hombre, de unos 60 años, es vecino de Anglès, un municipio de la provincia de Girona, y había pasado 12 años en la cárcel por matar de cuatro disparos a plena luz del día a su primera esposa. Su reacción posterior, no obstante, fue diametralmente opuesta: confesó el crimen en el mismo momento, sin oponer resistencia para pasar a disposición judicial. Fue declarado culpable y cumplió 12 de los 15 años de la pena impuesta. 

Niega los hechos

Magentí mantiene, en esta ocasión, que es inocente. Se ha negado a declarar ante los Mossos d'Esquadra y también rechaza haber visitado el pantano en el día del doble homicidio. Aprovechó un traslado judicial a un registro para gritar a la prensa: "¡No he hecho nada!". Poco antes de su detención, el principal sospechoso del crimen estaba a punto de huir a Colombia, país de su actual mujer.

Las investigaciones de la polícia, sin embargo, apuntalan su autoría. Las cámaras del pantano registraron un coche blanco que podría responder al que tiene en propiedad Magentí, aunque las imágenes no tenían la suficiente calidad como para determinar el modelo y matrícula del vehículo. Asimismo, según informa El Periódico, los investigadores dispondrían de conversaciones telefónicas del presunto implicado que acreditarían "sin lugar a dudas" su culpabilidad. 

La hipótesis que baraja la policía es que Magentí coincidió con la joven pareja en el barranco de la fuente de Cal Borni y les disparó (a Paula, en la cabeza; y a Marc, en el pecho y la espalda) e intentó hundir sus cadáveres con piedras así como la embarcación con la que la pareja iba a practicar kayak. Posteriormente, cogió el vehículo de sus víctimas y lo condujo durante tres horas hasta el único acceso al pantano con vehículo. Magentí habría vuelto andando hasta la zona del presunto asesinato para recoger su coche y regresar a su domicilio.

Hallan un arma en su vivienda

Este vecino de Anglès ya había recibido la visita de los investigadores durante las pesquisas policiales. La novedad es que en uno de los registros que los agentes practican desde este martes en su domicilio se ha encontrado un arma. Se trata de una pistola que podría corresponderse con la usada en el doble crimen, pero fuentes de la investigación afirman que faltan muchas pruebas para corroborarlo.

Los agentes también detuvieron el pasado lunes al hijo de Magentí, por un presunto delito de tráfico de drogas. Aunque aparentemente no estaría involucrado con el crimen de su padre, los investigadores esperan que esta detención sirva para desmontar la coartada de Magentí, que niega todos los hechos. La vivienda de su hijo también ha sido registrada en busca de pruebas que arrojen un poco más de luz a este complejo caso.