Menú Buscar
El presidente del Consejo Comarcal del Barcelonés, Francesc Josep Belver, junto al río Besós / FOTOMONTAJE CG

Las corruptelas en el Consejo Comarcal atascan el crematorio del Besós

La suspensión del secretario Miquel Colom deja al organismo sin personal para estudiar el proyecto de Santa Lucía

3 min

El proyecto de crematorio de Sant Adrià del Besòs (Barcelona) se ha atascado por el cese de Miquel Colom Canal, secretario del Consejo Comarcal. El expediente abierto al directivo deja al organismo sin personal para estudiar la obra, que promueven dos participadas de Santa Lucía a las puertas de la capital catalana. Ahora, empresa y vecinos contrarios a la obra deberán esperar al nombramiento de un sustituto.

"La suspensión del secretario deja el crematorio embarrancado. Miquel Colom era quien tenía que revisar el expediente del proyecto y determinar si se podía parar", explican fuentes conocedoras.

"Ahora --continúan las mismas fuentes-- habrá que esperar a la designación del nuevo cargo. Y revisar si Colom había hecho alguna pesquisa sobre el expediente, lo que es poco probable, porque el encargo era muy reciente".

Estudiaba la venta

En efecto, el pleno del Consejo Comarcal encomendó al directivo en septiembre estudiar la venta de los terrenos a Tanatori del Litoral SL, una mercantil participada por el gigante asegurador.

La tarea fue forzada por los partidos de la oposición en el Consell, propietario del 70% de la pastilla, para buscar resquicios legales en la operación que permitan revertir la adjudicación sin tener que pagar compensaciones millonarias. 

Once meses sin licencia

El obstáculo en la construcción del horno funerario es un capítulo más de su accidentada tramitación. Tanatori del Litoral compró la parcela en una subasta pública en 2015. En enero del siguiente año, entró la petición de licencia para elevar la instalación, que tendrá seis salas de vela y la polémica chimenea mortuoria.

En paralelo, cristalizó un movimiento ciudadano contra la obra. Los vecinos recogieron 8.000 firmas contra el crematorio sobre una población de poco más de 35.000.

Once meses después de pedir permiso, el Ayuntamiento de Sant Adrià no ha dado respuesta a la mercantil. "En la corporación ven irregularidades en la venta del terreno, por lo que quieren estar seguros de que el Consejo Comarcal revisa primero el expediente", agregan fuentes cercanas.

El secretario, suspendido

Este repaso de la carpeta del crematorio se tendrá que posponer. El secretario del organismo comarcal ha sido suspendido por el Ministerio de Hacienda al detectarse que Colom compatibilizaba su cargo con la asesoría privada en el campo privado.

Según el letrado del Consejo, Colom no declaró su participación en siete sociedades especializadas en este campo.

Si se demuestra su culpabilidad, el directivo podría ser denunciado por prevaricación y suspendido hasta seis años.