Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La policía descarta que el cráneo sea del fugitivo Antonio Anglés / EFE

Antonio Anglés puede estar vivo tras la nueva confesión de Irlanda

Los restos de un hombre fueron hallados en una pequeña isla frente a Dublín, el destino del carguero City of Plymouth, donde se perdió el rastro al presunto asesino de las niñas de Alcàsser

3 min

La policía irlandesa se ha pronunciado sobre el cráneo hallado en una playa del país en 2006 y descarta que pertenezca al prófugo español Antonio Anglés, el principal sospechoso del triple crimen de Alcàsser.

Así lo ha confirmado a Efe el criminólogo y presidente de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen, Félix Ríos, que ejerce una de las acusaciones populares en esta causa.

Fue encontrado en una isla

El cráneo fue encontrado en la costas de Lambay, una pequeña isla frente a Dublín, el destino del carguero City of Plymouth, donde supuestamente se perdió el rastro de Anglés. Ahora, a petición de la Asociación Laxshmi, la policía irlandesa ha practicado a los restos mortales un estudio de ADN.

Aunque las pruebas antropológicas descartaban casi por completo la posibilidad de que el cráneo fuera el del prófugo, al presentar una fisionomía del rostro distinta, tras la práctica del estudio genético las evidencias son irrefutables y descartan cualquier coincidencia.

Embarcó en el City of Playmouth

El criminólogo ha confirmado que la policía lo ha notificado directamente a Laxshmi, puesto que el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, quien instruye la investigación sobre el paradero de Anglés, no ha tramitado ninguna diligencia en relación a este hallazgo.

No obstante, los criminólogos de la asociación han entregado recientemente al mencionado juzgado un informe en el que se detalla la huida de Anglés desde su domicilio, el 27 de enero de 1993, pasando por varias localidades de Valencia y Castilla-La Mancha, hasta su llegada a Lisboa, donde embarcó en el City of Playmouth rumbo a Dublín.

Podría seguir vivo

Pese a que las pesquisas de la policía irlandesa respecto a la tripulación del mercante no fueron muy rigurosas, fuentes consultadas por Efe indican que no hay lugar a dudas: Anglés viajó como polizón en el buque.

Durante el trayecto, el fugitivo fue descubierto por los marineros, que reconocieron su imagen, y lo encerrado en un camarote. A partir de ahí, se le pierde la pista. La asociación plantea que podría haber contado con la ayuda de alguien para huir y llegar a la costa irlandesa, y que podría seguir vivo.