Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona hace uso de la plataforma de streaming Netflix / MARTA FERNÁNDEZ (EUROPA PRESS)

El Covid aumenta el consumo de contenidos audiovisuales digitales en Cataluña

Un 63% de los catalanes utiliza las plataformas de vídeo, según el CAC

Carlos Manzano
2 min

La pandemia del coronavirus ha fomentado el crecimiento de las plataformas de vídeo bajo demanda. Así lo recoge el boletín cuatrimestral BIAC que elabora el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC). El 63,2% de los catalanes consume contenidos audiovisuales en estos programas.

El crecimiento de abonados a estas plataformas digitales, respecto a antes de las restricciones impuestas por el Covid-19 en marzo de 2020, ha sido de entre un 6% y un 8% en Cataluña. Las principales aplicaciones bajo demanda en el territorio son Netflix, con 1.500.600 hogares; Amazon Prime, con 814.875; HBO, con 396.675, y Disney+, con 236.77, según el estudio del CAC.

Los jóvenes, los que más consumen

Por edades, las personas entre 18 y 24 años son las que más hacen uso de estas plataformas digitales, alrededor del 90,7%, mientras el uso más bajo corresponde a los mayores de 64 años, con el 30,2%. Tan solo el 36,7% de los jóvenes afirma que ha buscado y no ha encontrado contenidos en catalán en estas aplicaciones.

El estudio del CAC correspondiente al tercer cuatrimestre de 2020 constata que el tiempo de navegación en Internet en diciembre de 2020 fue de 2 horas y 25 minutos de media en la población de general. No obstante, aumenta a 2 horas y 53 minutos en el caso de los internautas habituales, normalmente menores de 35 años: el 84,1% de los catalanes navegó en alguna ocasión.

Vídeos de pago

La televisión también está entrando en este nicho de mercado digital bajo demanda. Las principales plataformas televisivas de pago en Cataluña están lideradas por Movistar+, que llega a 664.200 hogares. Le siguen Vodafone TV, con 212.175, y Orange/Jazztel TV, con 144.525.

El consumo de contenidos audiovisuales en Internet, además, ha crecido exponencialmente en el tiempo que pasamos delante de la pantalla desde la llegada del Covid-19 y las restricciones. Los datos de diciembre de 2020 cifran en 47 minutos al día el consumo de vídeos, lo que supone un incremento de 7 minutos respecto al año anterior.